Podrían investigar a policía local de Baltimore por prácticas racistas

La fiscal federal, Loretta Lynch, indicó que el gobierno de EU está evaluando si investigar o no a la policía local de Baltimore por prácticas discriminatorias luego de la muerte de Freddie Gray.
La fiscal federal Marilyn J. Mosby dijo que el arresto del joven Grey fue ilegal y calificó como homicidio la acción de los seis agentes.
La fiscal federal Marilyn J. Mosby dijo que el arresto del joven Grey fue ilegal y calificó como homicidio la acción de los seis agentes. (AP)

Washington

El Gobierno de EU está evaluando investigar si la Policía de Baltimore, donde la muerte de un joven negro desató violentas protestas la semana pasada, incurre en prácticas discriminatorias contra ciudadanos afroamericanos, según explicó hoy en el Senado la fiscal general del país, Loretta Lynch.

Lynch indicó que hasta dentro de unos días, el Departamento de Justicia no anunciará si accede o rechaza la petición que hizo esta semana el Ayuntamiento de Baltimore (Maryland) para que se investiguen los "los patrones y prácticas" de su Policía local.

Esta semana la calma ha vuelto a la ciudad de Baltimore, después de las violentas protestas que sucedieron al funeral del joven negro Freddie Gray, quien falleció el pasado 19 de abril tras haber pasado una semana en coma por una grave lesión de columna sufrida durante su arresto.

"Estamos escuchando todas las voces", aseguró Lynch, la primera mujer afroamericana en su cargo, que el martes se reunió con la familia del joven fallecido, autoridades locales, líderes comunitarios y religiosos, así como con algunos de los agentes de Policía, que estaban en primera línea cuando se desató el caos.

"Actualmente estamos en el proceso de considerar la petición de las autoridades municipales y líderes comunitarios para investigar si el Departamento de Policía de Baltimore incurre en un patrón o práctica de violaciones de los derechos civiles. Tengo la intención de tomar una decisión en los próximos días", dijo Lynch.

Su antecesor, Eric Holder, llevó a cabo una investigación similar dentro de la Policía de Ferguson (Misuri), donde un policía blanco mató el agosto pasado al joven negro Michael Brown, que iba desarmado y cuyo fallecimiento desató también fuertes protestas.

En ese caso, el informe concluyó que los agentes de Ferguson violaban de forma rutinaria la Constitución del país al detener a personas sin motivo aparente, usar la fuerza excesiva contra ellas o registrarlas obedeciendo a prejuicios raciales.

Durante la audiencia, diferentes senadores, como el demócrata Patrick Leahy (Vermont) expresaron su apoyo al proyecto de Lynch para reconciliar a las minorías y a las fuerzas policiales, no solo en Baltimore, sino en todo el país debido a la sucesión de muertes de afroamericanos a manos de policías blancos en circunstancias controvertidas.

Con una larga trayectoria como fiscal federal en Brooklyn (Nueva York), Lynch también aprovechó su intervención en el Senado para recordar a Brian Moore, policía de Nueva York, desconectado esta semana de la respiración asistida que le mantenía con vida tras recibir un disparo en la cabeza.

Esta era la primera intervención de Lynch ante el Congreso, en concreto, ante el subcomité de Asignaciones Presupuestarias del Senado, tras ser confirmada como nueva fiscal general tras más de cinco meses de retraso, desde que en noviembre pasado el presidente Barack Obama la propusiera para sustituir a Holder.

Durante la vista, Lynch pidió a los legisladores que aprueben la dotación presupuestaria de 29 mil millones de dólares para el año fiscal 2016 que pidió para el Departamento de Justicia el presidente Barack Obama.