Moviliza Hollande militares en Mali para hallar avión

El presidente francés, quien aplazará tres días el inicio de una gira por la zona del océano Índico, dijo que las causas del accidente aún no han sido determinadas.
Francois Hollande, presidente de Francia, no tardó en responder a las acusaciones de Sarkozy
Francois Hollande, presidente de Francia. (EFE)

París

"Todo hace pensar" que el avión de Air Algerie que despareció el jueves con 116 personas a bordo cuando sobrevolaba Malí "se estrelló", afirmó el presidente francés, François Hollande, en una corta declaración en el palacio del Elíseo.

El jefe de Estado recalcó que Francia está movilizando "todos sus medios militares en Malí" para encontrar el avión.

La búsqueda "durará todo el tiempo que sea necesario", dijo.

Hollande indicó que las causas del accidente aún no han sido determinadas, pero precisó que la tripulación había señalado condiciones meteorológicas "particularmente difíciles".

El avión, alquilado a Air Algérie por la compañía española Swiftair, era tripulado por seis españoles. De los 110 pasajeros, 51 eran franceses.

Si se confirma, el accidente del McDonnell Douglas 83 que realizaba el trayecto entre Uagadugú (la capital e Burkina Faso) y Argel, sería la peor catástrofe aérea para Francia desde la del vuelo Río-París de Air-France, en junio de 2009, en el que murieron 228 personas, 73 de ellas de nacionalidad francesa.

Unos mil militares franceses se encuentran actualmente desplegados en el norte de Malí, principalmente en Gao, en el marco de la operación Barkhane que lleva a cabo junto a varios países de la zona para combatir a los comandos yihadistas de la zona del Sahel.

Dos aviones de combate Mirage 2000 participan en las operaciones de búsqueda del avión desaparecido.

Malí, Níger y Argelia llevan también a cabo operaciones de búsqueda, según una fuente de la Agencia para la Seguridad de la Navegación Aérea en África (Asecna).

La tragedia llevó a Hollande a aplazar tres días el inicio de una gira por la zona del océano Índico (con escalas en la Reunión, Comores y Mayotte).

Según la última lista publicada por Air Algérie, en el avión viajaban 50 franceses, 24 burkineses, ocho libaneses, seis argelinos, seis españoles, cinco canadienses, cuatro alemanes, dos luxemburgueses, un belga, un camerunés, un egipcio, un maliense, un nigerino, un rumano, un suizo, un ucraniano y tres pasajeros "de nacionalidades en curso de investigación".

La fiscalía de París abrió una investigación preliminar por "homicidios involuntarios" tras la desaparición del avión.

La justicia francesa es competente por la presencia de ciudadanos franceses en el avión, pero este tipo de investigación es sistemática en Francia cuando un accidente concierne a sus ciudadanos y no prejuzga la sospecha de que hubo efectivamente delito.

El avión español fletado por cuenta de la compañía Air Algérie había sido examinado por la Dirección General de Aviación Civil francesa (DGAC) "hace dos o tres días" y estaba "en buen estado", afirmó en París el director de la DGAC, Patrick Gandil.

Según Gandil, el buen estado del avión "no excluye una avería fortuita", pero esa no es "la primera hipótesis".