Ataques fueron planificados en Siria y Bélgica: Hollande

El presidente de Francia pidió al Parlamento cambiar la constitución para combatir al terrorismo; anunció que se reunirá con Obama y Putin para crear una coalición internacional contra el EI   

Ciudad de México

El presidente de Francia, François Hollande, aseguró que los atentados del viernes fueron "planificados en Siria, organizados en Bélgica y perpetrados en nuestros suelo, con complicidades en Francia".

En un discurso ante el Parlamento, reunido en Versalles, Hollande, dijo que los atentados, que causaron al menos 129 muertos de 19 nacionalidades, supusieron también un ataque a los valores de Francia. "Son una agresión contra nuestro país, nuestros valores, nuestros jóvenes y nuestro estilo de vida", añadió.

El mandatario agregó que ha pedido una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para aprobar una resolución contra el Estado Islámico, al mismo tiempo que su gobierno intensificará sus operaciones en Siria, país al que describió como "la mayor fábrica de terroristas que el mundo haya conocido".

"En Siria, buscamos incansablemente una solución política, en la que Bashar al Asad no puede constituir una salida, pero nuestro enemigo en Siria es Daech (EI)", señaló Hollande.

Dijo que en "los próximos días" se reunirá con los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Rusia, Vladimir Putin, para crear una sola coalición internacional contra el EI.

El presidente francés pidió al Parlamento una reforma constitucional que mejore las medidas para luchar contra el terrorismo, al tiempo que se protejan los valores y libertades fundamentales que caracterizan a la república francesa. También pidió prolongar el estado de emergencia por 30 días para poder luchar eficazmente contra la amenaza terrorista.

Agregó que las medidas para reforzar la lucha contra el terrorismo supondrán un aumento del gasto, pero consideró que "en las circunstancias actuales, el pacto de seguridad se sobrepone al pacto de estabilidad" presupuestaria.

Hollande anunció la creación de 5 mil puestos adicionales de agentes de las fuerzas del orden para reforzar la lucha contra el terrorismo.

En cuanto a la participación de la Unión Europea (UE), el presidente francés explicó que ha dado instrucciones a su ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, para que pida a sus homólogos de la UE que cuando un Estado miembro sea agredido "todos los demás" deban ayudarle. "El EI no es un enemigo de Francia sino un enemigo de Europa", dijo el mandatario.