Francia lanza primeros bombardeos en Irak desde portaaviones

Los aviones franceses que despegaron del Charles de Gaulle, desplegado el lunes, bombardearon un campo de entrenamiento del Estado Islámico en el oeste de Irak, cerca de Siria.
Dos aviones caza Rafale franceses se preparan para despegar del portaviones Charles de Gaulle, en el Golfo Pérsico
Dos aviones caza Rafale franceses se preparan para despegar del portaviones Charles de Gaulle, en el Golfo Pérsico (AFP)

Portaviones Charles de Gaulle

Aviones que despegaron del portaaviones francés Charles de Gaulle, desplegado el lunes en el Golfo, como parte de las operaciones de la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), realizaron hoy sus primeros bombardeos en Irak.

"Bombardeamos un campo de entrenamiento de Daesh (acrónimo en árabe del EI) en el oeste de Irak, cerca de la frontera con Siria", declaró el asesor en materia de comunicación del contraalmirante Eric Chaperon, comandante del grupo aeronaval del portaaviones francés.

La AFP constató que uno de los cuatro aviones Rafale que habían despegado el miércoles por la mañana había regresado sin ninguna bomba y otro con la mitad de las que llevaba al salir.

El Charles de Gaulle, que zarpó el 13 de enero de Toulon (sur de Francia) para una misión de unos cinco meses, permanecerá varias semanas en el Golfo, al lado del portaaviones norteamericano Carl Vinson, como parte de la coalición internacional antiyihadista dirigida por Estados Unidos.

Francia, que ya participaba en estos bombardeos, principalmente con aviones basados en los Emiratos Árabes Unidos o Jordania, sólo bombardea en territorio iraquí.

Desde septiembre, los aviones franceses han efectuado un centenar de misiones de reconocimiento y otros tantos bombardeos en el país para apoyar al ejército local y los peshmergas kurdos que combaten al EI, según indicó esta semana una fuente cercana al gobierno.

Francia, junto a Australia, es uno de los que más efectivos aportan a la coalición de 32 países, aunque es Estados Unidos quien realiza el grueso de los ataques aéreos.

Desde agosto de 2014, la campaña militar internacional se tradujo en más de dos mil bombardeos en Irak y en Siria. Los cazas franceses sólo intervienen en Irak, porque París considera que una operación en Siria podría reforzar al régimen de Bashar al Asad frente a los rebeldes.