Francia rinde homenaje unánime al socialista Jean Jaurès

El político pacifista, figura emblemática de la izquierda francesa, fue asesinado por un naciionalista francés hace cien años, tres días antes de que Alemania declarara la guerra a Francia.
El presidente de Francia, Francois Hollande, toma una taza de café en el café du Croissant, junto a un retrato de Jean Jaurès
El presidente de Francia, Francois Hollande, toma una taza de café en el café du Croissant, junto a un retrato de Jean Jaurès (AFP)

París

El presidente francés François Hollande rindió homenaje hoy a Jean Jaurès en el lugar donde fue asesinado hace cien años el político pacifista, figura emblemática de la izquierda francesa que es reivindicado hoy también por la derecha.

Hollande, acompañado por el vicecanciller alemán Sigmar Gabriel, depositó una ofrenda floral en la fachada del Café du Croissant, en el centro de París, donde Jean Jaurés fue asesinado por un nacionalista francés el 31 de julio de 1914, tres días antes de que Alemania declarara la guerra a Francia, conflicto que el político socialista había tratado de impedir.

El homenaje fue silencioso, pero al preguntársele qué mensaje guarda de Jean Jaurès, Hollande respondió: "la paz y la unidad, la unión de la República". Un siglo después de su muerte, todo el espectro político francés se disputa la herencia de Jaurès, en la izquierda, por supuesto, pero también en la derecha e incluso en la extrema derecha.

"Jaurès, el hombre del socialismo, es hoy el hombre de toda Francia, todos se lo disputan", dijo Hollande en un homenaje al ex dirigente socialista realizado en abril en Carmaux (suroeste). El Partido Comunista reivindica también su legado. El diario L'Humanité, que él fundó, reprodujo hoy su primera plana del 1 de agosto de 914, con el titular "Jaurès asesinado".

Pero su estatura intelectual y política hace que la derecha también quiera recuperarlo: en 2007, Nicolas Sarkozy citó a menudo a Jaurès durante la campaña electoral. Y una de sus frases fue evocada incluso, parafraseándola, en un cartel electoral del partido de extrema derecha Frente Nacional para las europeas de 2009.

Jean-Noël Jeanneney, ex presidente de la Biblioteca Nacional de Francia y coautor de un documental sobre Jaurès, señala que "como Jean Jaurès no estuvo jamás en el poder, los grandes principios que él defendió nunca fueron afrontados". La recuperación de la figura de Jean Jaurès irrita a no pocos políticos de izquierda, como el dirigente de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon, quien consideró que el hecho de que todo el tablero político lo reivindique "es otra manera de asesinarlo".