Al menos 35 detenidos por asesinato de periodistas franceses en Mali

Francia anuncia que refuerza su presencia en Kidal, en el norte del país subsahariano.
Los dos periodistas asesinados, recordados en un cartel en las oficinas de Radio France Internationale
Los dos periodistas asesinados, recordados en un cartel en las oficinas de Radio France Internationale (AFP)

Bamako

Al menos 35 personas han sido detenidas en las últimas 48 horas en el marco de la investigación sobre el asesinato de dos periodistas franceses el pasado 2 de noviembre en el norte de Malí, informaron hoy a la AFP fuentes de seguridad malienses.

"Unas 35 personas en total han sido detenidas desde que comenzaron las investigaciones, hacemos todos lo posible para que avancen las pesquisas", dijo la fuente. La información fue confirmada por otra fuente de la administración de Kidal, la ciudad donde fueron asesinados los periodistas.

Asimismo, Francia anunció hoy que reforzó su contingente militar en Kidal, aunque excluyó modificar su calendario de retiro de ese país. "Se dieron instrucciones para que 150 militares partan del sur de Malí para trasladarse a Kidal, lo que se hizo ayer (lunes) por la noche", declaró el canciller francés Laurent Fabius a Radio Francia Internacional (RFI).

Unos 200 soldados franceses estaban ya desplegados en el aeropuerto de Kidal. El ministro recalcó que la decisión del presidente François Hollande de "reforzar" el contingente militar en Kidal "no cuestiona el calendario general de presencia y posterior reducción de las fuerzas francesas" en Malí.

Unos tres mil militares franceses están desplegados actualmente en Malí. El objetivo de Francia es reducir de aquí a principios de 2014 ese contingente a mil hombres, para ocuparse "particularmente de tareas antiterroristas", dijo Fabius.

Los cuerpos de los periodistas de RFI Ghislaine Dupont, de 57 años, y Claude Verlon, de 55, asesinados tras haber sido secuestrados en Kidal por hombres armados, fueron repatriados esta madrugada a París, mientras la búsqueda de los asesinos continúa.

Los féretros de los dos periodistas fueron recibidos en el aeropuerto de París-Roissy por familiares y colegas de RFI. Lejos de las cámaras de la prensa y sin hacer declaraciones, el presidente Hollande estuvo también en el aeropuerto para "acompañar" a las familias "en su dolor", indicó la presidencia francesa.

Malí los había homenajeado la víspera, en presencia del presidente Ibrahim Boubacar Keita, quien afirmó que "la investigación avanza" y que se hará todo lo posible para detener a los culpables del crimen. Aún no han sido aclaradas las circunstancias y la identidad de los autores del secuestro y el asesinato de los periodistas en Kidal, bastión del movimiento tuareg situado 1,500 km al nordeste de Bamako.

Una fuente de la gendarmería maliense afirmó el lunes que "una decena de sospechosos" fueron detenidos "en la región de Kidal", información no confirmada por París, que dio cuenta de "indicaciones que permiten seguir el rastro" de los asesinos. Laurent Fabius afirmó hoy que Francia actúa "en relación" con el presidente maliense. "Elegido democráticamente, el presidente Ibrahim Boubacar Keita es quien toma las decisiones. "Francia está a su lado", dijo el canciller.

Francia tiene en Malí "cerca de tres mil hombres. Está previsto que permanezcan allí hasta el momento de las elecciones", recordó Fabius refiriéndose a las legislativas, cuya primera vuelta tendrá lugar el 24 de noviembre. "Después, disminuiremos ese número y, en ritmo normal, debería haber unos mil soldados", precisó.

De aquí a esa fecha, los soldados franceses deben ser remplazados por la Fuerza de las Naciones Unidas en Malí (Minusma). Subequipada, ésta cuenta actualmente 6,300 hombres, es decir la mitad de los efectivos previstos a fines de 2013. El secretario general de la ONU Ban Ki-moon llegó anoche a Bamako, primera etapa de una gira durante la cual visitará otros tres países del Sahel.