Fracaso de negociaciones causaría más violencia, advierte Kerry a Israel

"¿Acaso Israel quiere una tercera intifada?", preguntó el secretario de Estado de EU, que añadió en una entrevista televisada que "la alternativa a la reanudación de las conversaciones es el ...
John Kerry, durante la conferencia de prensa de hoy en Amman
John Kerry, durante la conferencia de prensa de hoy en Amman (AFP )

Amman

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, advirtió hoy a Israel que si no hay un acuerdo de paz con los palestinos se registrará otro levantamiento mortífero. "La alternativa a la reanudación de las conversaciones es el potencial de caos", dijo Kerry en una entrevista conjunta con el Canal 2 israelí y la Broadcasting Corporation palestina.

"¿Acaso Israel quiere una tercera intifada?", preguntó. El primer levantamiento palestino (intifada) contra la ocupación israelí tuvo lugar de 1987 a 1993, y fue seguido por un segundo desde fines de 2000 a 2005, en los cuales los grupos de defensa de los derechos humanos calcularon que murieron unos tres mil palestinos y mil civiles israelíes.

Kerry hizo estas declaraciones durante su séptimo viaje a Israel y Cisjordania, mientras trata de lograr que se reanuden las difíciles negociaciones israelo-palestinas. Después de más de diez horas de viajes diplomáticos entre Jerusalén y la ciudad de Belén (Cisjordania) el miércoles, voló a Ammán para efectuar conversaciones con los dirigentes jordanos.

El jefe de la diplomacia estadunidense, para quien lograr un acuerdo de paz es un desafío personal, dijo que había logrado "progresos significativos" en sus prolongadas conversaciones. Sin embargo, hay temores de que varias cuestiones, incluyendo la de las colonias israelíes, causen el fracaso del proceso de paz. Kerry afirmó que él cree "absolutamente" que se puede llegar a un acuerdo final sobre las cuestiones más difíciles, pero no descartó la posibilidad de que primero se logre un acuerdo interino.

"Hemos obtenido progresos significativos en nuestras discusiones sobre un par de los temas inquietantes", dijo Kerry a la prensa en Ammán después de reunirse con el rey Abdalá II y el ministro de Relaciones Exteriores jordano, Naser Judeh. Las conversaciones directas entre los equipos de negociadores se interrumpieron el martes debido a un fuerte enfrentamiento luego de las iniciativas israelíes de lanzar licitaciones la semana pasada para construir nuevas viviendas para colonos.

Sin embargo, Kerry se negó a dar detalles sobre sus progresos, en conformidad con un compromiso de todas las partes de que las negociaciones se realizarían sin revelaciones públicas. El rey Abdalá II elogió a Kerry por haber logrado la confianza de la comunidad internacional y dijo que sus garantías eran fundamentales para asegurar el éxito del proceso de paz en Oriente Medio.

Mientras Kerry redoblaba esfuerzos para resolver los problemas pendientes, se disponía a regresar a Jerusalén el viernes para un desayuno con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que no estaba previsto en su programa inicial. Por el momento se ignora si viajará nuevamente a la capital jordana, donde debía pasar la noche antes de partir, tal como estaba planeado, hacia los Emiratos Árabes Unidos el sábado.

A pesar de unas 20 reuniones en tres meses, las conversaciones de paz corren el riesgo de fracasar a menos que se produzca una intervención decisiva del mediador estadunidense. Los negociadores palestinos exigen que las discusiones sobre las fronteras se realicen en base a las líneas anteriores al comienzo de la ocupación israelí de Jerusalén Este, Cisjordania y la Franja de Gaza, en junio de 1967, con intercambios de territorios equivalentes.

Por su parte, Israel propuso que el trazado de la barrera de separación en Cisjordania sirva como base para las discusiones de paz, y no las líneas anteriores a 1967, como piden los palestinos, según los medios de comunicación israelíes.

Por otro lado, Kerry también dialogó con el rey Abdalá de los esfuerzos de Washington para garantizar la celebración de la conferencia de Ginebra 2 con el fin de resolver pacíficamente el conflicto sirio. Al respecto, el secretario de Estado estadunidense expresó su esperanza de que se fije una fecha para esa reunión en los próximos días, y de que las partes en conflicto "descubran nuevas opciones".

"Creo que vamos por el camino correcto", indicó Kerry, a quien el rey de Jordania le expresó su preocupación por la responsabilidad de su país respecto a los 600 mil refugiados sirios que acoge actualmente. Según un comunicado de la Casa Real jordana, Abdalá II también reiteró su llamamiento a una solución política que ponga fin a la crisis siria y evite unas "consecuencias catastróficas en toda la región".