Rob Ford admite comprar drogas pero niega ser drogadicto o alcohólico

La sorprendente revelación del alcalde de Toronto fue hecha al responder a un concejal que le cuestionó durante una asamblea municipal.
Un muñeco de Rob Ford, puesto a la venta en el ayuntamiento de Toronto
Un muñeco de Rob Ford, puesto a la venta en el ayuntamiento de Toronto (AFP)

Toronto

El alcalde de Toronto, Rob Ford, admitió hoy durante un acalorado debate municipal que ha comprado drogas en los últimos años, pero añadió que no es un drogadicto ni un alcohólico. Tras la sorprendente declaración de Ford, que se produjo cuando uno de los concejales le preguntó directamente si había comprado narcóticos durante una asamblea municipal, la Policía de Toronto indicó que investigará el caso para determinar si el alcalde ha cometido un delito.

La revelación se produjo cuando el concejal Denzil Minnan-Wong, un antiguo aliado del alcalde pero que ha solicitado que abandone temporalmente el puesto, preguntó a Ford si había comprado drogas en los dos últimos años. Tras una larga pausa, y después de que alguien le advirtiese "cuidado", Ford contestó: "Si, lo he hecho". Es la primera vez que Ford ha admitido que ha adquirido narcóticos.

La semana pasada Ford admitió que había fumado "crack" después de que el jefe de la Policía de Toronto, Bill Blair, confirmase la existencia de un vídeo en el que el alcalde se droga, tal y como había informado en mayo de este año el periódico The Toronto Star. Ford dijo entonces que había fumado "crack" mientras estaba "totalmente borracho". Desde que Ford se convirtió en alcalde de Toronto en 2010 numerosas informaciones han revelado sus problemas con el alcohol.

Pero Ford dijo hoy que no es un alcohólico y que "todo el mundo comete errores" para justificar su negativa a dimitir. "Quizás no tan graves como mis errores. Pero todo el mundo comete errores", sostuvo Ford. El consejo municipal de Toronto está debatiendo hoy varias mociones sobre el escándalo.

Una de las mociones aprobadas solicita al alcalde que abandone temporalmente el cargo, se disculpe con la ciudad por mentir repetidamente y colabore con la Policía. Ford comentó hoy numerosas veces que sentía lo sucedido, pero que sus "errores" se habían producido en su vida privada y que no volverá a repetirlos.

La moción tiene un valor simbólico, ya que el concejo no tiene facultades para destituir al alcalde, electo democráticamente. Ford advirtió también que podría haber más revelaciones en el escándalo que lo involucra. Preguntado sobre si tenía más trapos sucios a ventilar, Ford replicó: "No sé, no sé, puede haber quedado algo en mi armario. No sé, no sé qué quedó".