Acusa Fiscalía de homicidio a tripulación de ferry hundido

Los cargos imputados a los miembros de la tripulación del ferry surcoreano que naufragó, dejando hasta ahora 175 muertos, llevarían un mínimo de tres años de prisión.

Londres

La Fiscalía de Corea del Sur acusó hoy de homicidio por negligencia y violación de las leyes marítimas a 11 de los 15 tripulantes del ferry, que naufragó hace ochos días dejando hasta ahora 175 muertos, 127 desaparecidos y 174 sobrevivientes.

Los cargos imputados a los miembros de la tripulación conllevarían un mínimo de tres años de prisión, informó la Fiscalía en un comunicado divulgado por la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Los fiscales creen que los tripulantes no llevaron a cabo una operación de salvamento y en su lugar se resguardaron en la cabina a la espera de ser rescatados por la Guardia Costera.

El capitán del transbordador surcoreano “Sewol”, Lee Jun Seok, permanecerá arrestado por similares motivos, bajo la acusación de “asesinato por omisión” por presuntamente no evacuar el barco y dejar atrapados a la mayoría de los pasajeros.

El jefe de máquinas se defendió de las acusaciones al comparecer este jueves ante un tribunal en la ciudad portuaria de Mokpo, en el suroeste de Corea del Sur y cerca de las aguas donde se hundió el ferry el pasado 16 de abril con 476 personas a bordo.

“Yo no pretendí huir” dejando a los pasajeros atrás, respondió el maquinista a la prensa tras su comparecencia.

La investigación ha desvelado que siete miembros de la tripulación, incluido el jefe de máquinas, figuran entre los primeros en llegar a la costa en un bote salvavidas tras el rescate.

El fiscal general surcoreano, Lee Seong-Yoon, juró que los responsables del naufragio rendirán cuentas ante la justicia y sobre ellos recaerá todo el peso de la ley.

De acuerdo con el más reciente balance facilitado por las autoridades, los buzos han recuperado 175 cuerpos en el interior del barco, entre ellos del primer joven que alertó del suceso, incluso antes de que lo hiciera la propia tripulación del ferry.

El adolescente, identificado por su primer apellido, Choi, llamó al número de emergencia a las 08:52 del miércoles 16 de abril, tres minutos antes de que el Sewol enviara la primera señal de socorro.

“Sálvenos. El barco se está hundiendo”, suplicaba el estudiante, cuyo cuerpo fue recuperado este jueves junto con el de dos niños.

Un niño y una niña, pasajeros del ferry surcoreano, ataron las cuerdas de sus chalecos salvavidas presumiblemente para seguir unidos al flotar, relató un buzo que tuvo que separar a los menores porque no podía cargar ambos cuerpos hasta la superficie al mismo tiempo.