Fiscalía venezolana interroga a diputada opositora acusada de plan de magnicidio

María Corina Machado, que fue destituida de su escaño parlamentario, declaró ante la justicia en el marco de una investigación sobre una supuesta conspiración para asesinar al presidente Maduro.
María Corina Machado (c), acompañada de Lilian Tintori (d), mujer del líder opositor encarcelado Leopoldo López, a su llegada al tribunal
María Corina Machado (c), acompañada de Lilian Tintori (d), mujer del líder opositor encarcelado Leopoldo López, a su llegada al tribunal (AFP)

Caracas

La destituida diputada opositora María Corina Machado declaró hoy ante la justicia venezolana en el marco de una investigación sobre un supuesto magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro en el que fue implicada por la cúpula del chavismo. Machado aseguró hoy a su llegada a la Fiscalía que Maduro no la puede detener porque sería la muestra final de una "dictadura agonizante".

"No me pueden detener porque eso seria la muestra final de una dictadura agonizante", indicó a los periodistas Machado, que llegó alrededor de las 9:00 hora local (14:30 hora GMT) a la sede de la Fiscalía acompañada de Lilian Tintori, esposa del opositor Leopoldo López -preso desde hace cuatro meses-, y de varios diputados.

"A mi no me pueden detener, porque no he cometido delito alguno y porque soy diputada (...) pero sobre todo porque no hay una sola evidencia de que haya cometido delito alguno", señaló. Aseguró que llegaba "armada" a la Fiscalía con sus principios, valores y "profundas creencias democráticas, y de mi amor a Venezuela", dijo.

Después de declarar por más de ocho horas, Machado afirmó que "para mí ha quedado más evidente que nunca que no hay ningún elemento que puedan utilizar para inculparme de delito alguno".

"Es evidente que estoy siendo objeto de investigación. Mi teléfono, mi correo, todas mis comunicaciones han sido infiltradas. Aún así no he tenido el derecho más elemental, que es el derecho a la defensa. Se me negó entrar con un abogado y se me negó ver el expediente", denunció la política a las afueras del recinto, fuertemente custodiado por una centena de efectivos militares.

Varias decenas de simpatizantes de Machado se habían acercado al lugar para darle su apoyo. A principios de junio, la dirigencia del chavismo acusó a Machado y otros políticos de oposición de planear un magnicidio contra Maduro presentando una serie de correos electrónicos como pruebas, razón por la que hoy fue interrogada en calidad de testigo.

Machado, quien catalogó como "grotesca y falsa" esta investigación, llegó al tribunal pasadas las 09:00 horas locales (13:30 hora GMT) acompañada por Lilian Tintori, esposa del encarcelado líder opositor Leopoldo López, con quien promovió desde febrero la estrategia "La Salida", que busca la renuncia de Maduro con protestas callejeras.

De acuerdo con la denuncia, el ataque contra Maduro, en el que también estaría involucrado el embajador estadunidense en Colombia, Kevin Whitaker, ocurriría en el marco de las protestas opositoras desatadas en febrero pasado en Venezuela y que han dejado un saldo de 42 muertos. El presidente de la Asamblea Nacional y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, dijo el domingo en una entrevista televisada que en las próximas horas presentará nuevas pruebas del plan magnicida.

Junto a Machado, destituida de su cargo como diputada en marzo, otros tres opositores fueron involucrados en el plan, entre ellos Diego Arria, un diplomático y político que fue director del Banco Interamericano de Desarrollo. La Fiscalía anunció la semana pasada que solicitará a Interpol la captura de Arria y otros opositores acusados en el plan magnicida, al no acudir a declarar por haber salido de Venezuela.