Fiscalía confirma que detenido es autor de los ataques en París

El detenido afirma ser Abdelhakim Dekhar, que en 1998 había sido condenado a cuatro años cárcel por complicidad en el asesinato de cuatro personas.
El hospital Bichat-Beaujon de Clichy, un suburbio de París, donde fue trasladado el autor de los disparos
El hospital Bichat-Beaujon de Clichy, un suburbio de París, donde fue trasladado el autor de los disparos (AFP )

París

La fiscalía de París confirmó hoy que el hombre detenido en relación con los ataques registrados en los últimos días contra dos medios de comunicación y un banco es el presunto autor de los hechos, en los que un fotógrafo resultó herido grave. El detenido, según la fuente, afirma ser Abdelhakim Dekhar, que en 1998 había sido condenado a cuatro años cárcel por complicidad en el asesinato de cuatro personas, entre ellas tres policías y un conductor de taxi.

Su detención tuvo lugar hoy poco después de las 19:00 hora local (18:00 hora GMT) en un párking subterráneo al noroeste de la capital francesa, después de que una persona que le había acogido en su casa durante una temporada le delatara en una comisaría. El análisis de su ADN, según indicó la fiscalía a EFE, se corresponde con las muestras recogidas en varios cartuchos y en el coche que el responsable de los ataques utilizó para escapar el pasado lunes.

El primer ataque se registró el viernes, cuando el sospechoso amenazó a un periodista en la sede de la cadena "BFM TV". El lunes hirió de gravedad un fotógrafo en la sede del diario Libération, disparó posteriormente contra el edificio del banco Société Générale, y tomó como rehén a un conductor para alejarse del lugar.

Dekhar, apodado Toumi, fue la persona que suministró el fusil con el que Florence Rey y su compañero, Audry Maupin, que murió durante la persecución policial, cometieron ese asesinato de octubre de 1994, que conmocionó al país por la juventud de sus protagonistas, dos estudiantes de buena familia.

Su condena equivalió al tiempo pasado en prisión provisional, por lo que abandonó la cárcel una vez finalizado el proceso. Su abogada durante aquel juicio, Emmanuelle Hauser-Phelizon, le definió hoy en la cadena "BFM TV" como un hombre "extraño, extremadamente inteligente y muy desconfiado", que aseguraba pertenecer a los servicios secretos argelinos.

Con su identificación se pone fin a tres días de búsqueda, en los que la policía ha recibido cerca de mil llamadas con posibles pistas, tras la difusión de varias fotografías obtenidas gracias a cámaras de videovigilancia.