Fiscalía descarta referendo sobre la forma de gobierno

Eduardo Torres-Dulce asegura que una consulta popular sobre la permanencia de la monarquía o la instauración de una república no existe en la Constitución.
El príncipe Felipe pronunció ayer en Navarra su primer discurso tras la abdicación de Juan Carlos I.
El príncipe Felipe pronunció ayer en Navarra su primer discurso tras la abdicación de Juan Carlos I. (Álvaro Barrientos/AP)

Madrid

El fiscal general del Estado español, Eduardo Torres-Dulce, se refirió ayer a las demandas de realizar un referendo para que la ciudadanía decida si debe continuar la monarquía —o instaurarse una república—, y afirmó que “lo que no está en la Constitución del país no existe”.

Torres-Dulce respondió así a las peticiones de los partidos Izquierda Unida (IU), Equo y Podemos, que se han manifestado en varias ciudades españolas tras conocerse la abdicación del rey Juan Carlos de Borbón en favor del príncipe Felipe.

“Lo que no está en la Constitución no existe en la vida política y social de España”, afirmó el fiscal general y añadió que “de opciones políticas no opino, no quiero que los políticos interfieran en el mundo judicial, y yo tengo respeto absoluto con las decisiones políticas”.

Sobre el referendo también habló el ex presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero —del PSOE—, quien subrayó que “el pacto constitucional es muy claro”. Agregó que debatir sobre monarquía o república “ya no es debatir”, sino que sería “cambiar completamente la Constitución.

 “No nos olvidemos que la monarquía es una monarquía parlamentaria, que la forma de gobierno que tenemos es un gobierno parlamentario”, recalcó quien fue jefe del gobierno socialista entre 2004 y 2011.

Por ello, Rodríguez Zapatero animó a aquellos partidos a favor de la consulta a que en las próximas elecciones añadan a su programa el deseo de “abrir un proceso constituyente en España”.

El primer artículo de la Constitución establece que “la forma política del Estado español es la monarquía parlamentaria”.

El camino a una reforma constitucional es, primero, a través del Legislativo; solo una vez aprobada por ambas cámaras (Diputados y Senado), se sometería a un referendo.

Las declaraciones de Torres- Dulce y de Rodríguez Zapatero coincidieron con la publicación de una encuesta del oficialista Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre los mayores problemas que aquejan a España.

El número de españoles que ven a la monarquía como un problema cayó a su nivel mínimo en mayo, y solo fue mencionada como tal por 0.2% de los entrevistados. Para los españoles, los principales problemas hoy son el desempleo y la corrupción.

En Navarra, dos parlamentarios de Izquierda-Ezkerra le entregaron en el Monasterio de Leyre al príncipe Felipe una carta solicitando la convocatoria de un referendo vinculante, en el cual “el conjunto de ciudadanos del Estado español decidan si quieren como modelo una monarquía o una república”.

En el acto, Felipe de Borbón se comprometió a dedicar todas sus fuerzas a la “fascinante tarea de seguir sirviendo a los españoles” y a la “querida España, una nación, una comunidad social y política unida y diversa”.

El aún príncipe, que será investido rey el 18 de junio, admitió que ayer fue un día con “una significación especial” tras la decisión de su padre.

:CLAVES

LA TÍA “DÍSCOLA”

Henar Ortiz, tía de la princesa de Asturias, Letizia, pidió a través de Twitter un referendo sobre la monarquía, aunque precisó que no está en contra de su sobrina, la futura Reina de España.

 “#El Rey abdica#ReferendumYA- Es hora de que hable la ciudadanía. Firma y RT. +201mil y creciendo....”. Fue el tuit de la llamada “tía díscola” en el que reivindica su derecho a expresar sus opiniones con respeto. “Soy demócrata”, aseguró en la red social.