Fiscalía pedirá a infanta devolver 600 mil euros

Esta cantidad es la mitad de los fondos que supuestamente recibió la empresa Aizoon, propiedad de los gobiernos valenciano y balear a través del Instituto Nóos.

Madrid

La declaración de la infanta Cristina mañana ante la justicia es una de las últimas diligencias en la instrucción del caso Nóos, el escándalo de corrupción que protagoniza su marido Iñaki Urdangarin, desde hace más de dos años.

Mientras las fuerzas de seguridad blindaron ayer los alrededores y el edificio en el que la hija menor del rey Juan Carlos de Borbón será interrogada como imputada por presunto fraude fiscal y lavado de dinero, la fiscalía anticorrupción alista su escrito de acusación del caso, que lleva abierto más de tres años y medio.

La fiscalía contemplará en su escrito que la infanta Cristina devuelva al erario público unos 600 mil euros si el duque finalmente es condenado, en concepto de responsabilidad civil, es decir, la mitad de los fondos que supuestamente recibió la empresa Aizoon, propiedad de ambos, de los gobiernos valenciano y balear a través del Instituto Nóos.

La cantidad es aproximadamente la mitad del dinero público malversado que presuntamente recibió la empresa Aizoon, de la que la infanta es cotitular con 50 por ciento junto a su marido. A través de esa sociedad se habría desviado gran parte de los seis millones de euros de dinero público del que Urdangarin y su socio se habrían apropiado desde el Instituto Nóos, la organización sin ánimo de lucro que crearon y que consiguió presuntamente jugosos contratos con las administraciones públicas y tratos preferenciales.

El reclamo del dinero que la fiscalía persigue es independiente de que el juez vea o no confirmados los indicios que tiene sobre un presunto fraude fiscal y lavado por parte de la hija del rey, razón por la que fue imputada y citada mañana a declarar.

Ya sea que se archiven las diligencias o ella sea acusada formalmente, la fiscalía defiende que la infanta debe devolver ese dinero si se confirma que Urdangarin se apropió de él y lo malversó, ya que en ese caso ella sería beneficiaria a título lucrativo de fondos malversados en su origen por otro.

Uno de los abogados de la infanta volvió ayer a proclamar su inocencia.

“Ella es inocente, lo dice ella, lo creo yo, y tan pronto como lo explique, lo va a ver toda España”, dijo Jesús Silva en Barcelona, ciudad a la que la infanta viajó esta semana desde Ginebra, donde reside desde agosto, para preparar su declaración.

“Está bien, está serena y consciente de que su confesión es un trámite importante”, añadió.

En tanto, Palma de Mallorca se preparaba hoy para la declaración de la infanta mañana, un hecho histórico por ser la primera comparecencia como imputado de un familiar directo del rey Juan Carlos de España.

Más de 200 agentes blindarán el juzgado en el que la infanta está citada. Habrá policías en  azoteas cercanas y equipos en el subsuelo. Un helicóptero de las fuerzas de seguridad vigilará desde el aire.

En los alrededores del juzgado se esperan protestas contra la infanta y la monarquía.

La expectación social y mediática es enorme. Más de 300 periodistas de 90 medios de comunicación, entre ellos medios internacionales, se acreditaron para informar sobre un acontecimiento sin precedentes.

:CLAVES

ORDEN DE ARRESTO

La justicia española dictará una orden internacional de detención contra el ex presidente chino Jiang Zemin y otros cuatro ex altos cargos por genocidio en el Tíbet, según una resolución firmada por el juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno.

El juez cumple con el auto emitido en noviembre por el tribunal. La Audiencia Nacional rechazó el pedido de la fiscalía de anular la orden de captura contra Jiang, de 87 años; el ex primer ministro Li Peng, de 86, y otros tres antiguos funcionarios.