Fiscal imputa a Cristina Kirchner y a su hijo por enriquecimiento ilícito

A la ex presidenta de Argentina y a su hijo, el diputado Máximo Kirchner, se les investiga por irregularidades en los negocios inmobiliarios de la sociedad Los Sauces.
Máximo Kirchner abraza a su madre, la entonces presidenta argentina, durante la toma de posesión presidencial de 2011 en Buenos Aires
Máximo Kirchner abraza a su madre, la entonces presidenta argentina, durante la toma de posesión presidencial de 2011 en Buenos Aires (AFP)

Buenos Aires

La ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) y su hijo, el hoy diputado peronista Máximo Kirchner, fueron imputados por un fiscal por supuesto enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos públicos.

La Justicia Federal dio así impulso a una investigación que pone la mira en los negocios inmobiliarios de la sociedad Los Sauces tras un dictamen del fiscal Carlos Rívolo, informaron hoy fuentes judiciales citadas por la agencia estatal de noticias Télam.

El juez a cargo del expediente, Claudio Bonadio, dispuso secreto de sumario en la causa iniciada a instancias de una denuncia que presentó el 4 de abril la diputada del pequeño partido socialdemócrata GEN Margarita Stolbizer.

La legisladora fue dura opositora de Kirchner y ahora es aliada circunstancial del presidente de centroderecha Mauricio Macri. Stolbizer aseguró que los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, ambos cercanos al kirchnerismo, le alquilaron propiedades a la ex mandataria como una "devolución de favores".

"Los Kirchner no se quedaban con la plata para hacer política, sino para ellos. Me resisto a que el kirchnerismo ocupe el lugar del progresismo", dijo la diputada en FM Milenium. La Justicia puso ahora la mira en los negocios inmobiliarios de la sociedad Los Sauces, que involucran a empresas de Báez -que está detenido por una causa que investiga el supuesto lavado de dinero- y de López.

Fuentes judiciales indicaron que tras la imputación, el fiscal Rívolo pidió al juez que impulse la investigación. Esta es la cuarta causa judicial que enfrenta Fernández de Kirchner,​ que no fue procesada en ninguna de ellas hasta el momento.

El diario Clarín señaló que la empresa Los Sauces gestiona un hotel con el mismo nombre, propiedad de la ex presidenta, y que hasta 2015 la sociedad "no actualizó su directorio ni presentó sus estados contables", consta en la denuncia.

López y Báez "se convirtieron en los únicos inquilinos de las propiedades de esta empresa, garantizando ingresos millonarios a los Kirchner", añadió el periódico.

Kirchner intentó varias veces apartar a Bonadio de las investigaciones tras acusarlo de actuar con fines políticos y persecutorios. Una cámara de alzada rechazó la semana pasada estas imputaciones. La jornada de la declaración indagatoria de Kirchner en la causa por su política cambiaria se transformó en la primera gran movilización del kirchnerismo tras dejar el poder en diciembre.

Casi cien mil personas se concentraron frente a los Tribunales el 13 de abril cuando Kirchner presentó un escrito en su defensa y acusó a Bonadio de incompetente.

El BC vendía dólares en setiembre pasado, antes de las elecciones, a un precio de 10,50 pesos, cuando la cotización era de 9,60. Pero el gobierno de Macri devaluó un 35% y ahora el BC sufre pérdidas en este negocio financiero con un dólar a 14,54 pesos.

El propósito del BC era desalentar con precios bajos de divisas a futuro las expectativas de devaluación. Pero el candidato aliado del kirchnerismo, Daniel Scioli, perdió los comicios en el balotaje.

Abogados de Kirchner han difundido listas de compradores de dólares que se beneficiaron con el negocio cambiario, entre ellos ministros de Macri, grandes grupos exportadores agrícolas y bancos. Los letrados lograron abrir en tribunales una causa contra Bonadio por mal desempeño.