"Finalmente", las revelaciones de Snowden son "útiles": Hollande

Francia y Alemania lanzaron esta noche en Bruselas una "iniciativa conjunta" para discutir con Estados Unidos el modo de llegar a un acuerdo, antes de que acabe el año, sobre asuntos de ...
La canciller alemana Angela Merkel (i) conversa con el presidente de Francia, François Hollande (d), durante la reunión del Consejo Europeo en Bruselas
La canciller alemana Angela Merkel (i) conversa con el presidente de Francia, François Hollande (d), durante la reunión del Consejo Europeo en Bruselas (EFE)

Bruselas

El presidente francés, François Hollande, declaró hoy que las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje de Estados Unidos a sus aliados podrían finalmente ser "útiles", si llevan a una "mayor eficacia" de los servicios de inteligencia y a una mayor protección de la vida privada de los ciudadanos.

"Finalmente, las revelaciones Snowden pueden ser útiles", declaró el presidente francés en una conferencia de prensa al término de la primera jornada de la cumbre de la UE. Las mismas, "permitirán a la vez una mayor eficiencia en las actividades de los servicios y una mejor protección de las libertades de los ciudadanos", dijo.

En cuanto a Estados Unidos, lo que se plantea "es una cuestión de confianza: la verdad sobre el pasado y normas de conducta para el futuro", dijo Hollande. Francia y Alemania lanzaron esta noche en Bruselas, una "iniciativa conjunta" para discutir con Estados Unidos el modo de llegar a un acuerdo, antes de que acabe el año, sobre asuntos de inteligencia.

"Queremos saber lo que la prensa ya sabe y va a seguir publicando a partir de los denominados documentos Snowden", señaló Hollande, quien se espera nuevas revelaciones.

El presidente estadunidense, Barack Obama, con quien ha hablado del espionaje, ha respondido en su opinión positivamente a este pedido de información. Es la "intención" de los estadunidenses, "en todo caso, es la respuesta que obtuve de Obama", dijo.

El presidente francés indicó que "lo que está en juego es la preservación de nuestra relación con Estados Unidos", así como el "reforzamiento" de la confianza. "No debe haber espionaje entre aliados", subrayó.

Interrogado sobre la revelación de que 35 dirigentes extranjeros estaban bajo la vigilancia de Estados Unidos y sobre las precauciones que ha tomado, Hollande bromeó: "Uso un teléfono, por suerte. No he vuelto a la Edad de Piedra, no utilizo el Morse".

Aunque explicando que no sabía si él mismo había sido espiado, afirmó que se había tomado medidas para que él use un teléfono "seguro". Entre las "reglas de buena conducta entre aliados", la "primera debería ser que no se vigila y no se controla los celulares de alguien con quien uno se reúne en las cumbres internacionales", ironizó.

Otras reglas serían que "cuando se quiera efectuar un seguimiento, haya información mutua" y que "no se almacene información que podrían afectar ciertas libertades".