Finaliza investigación de la ONU sobre ataques químicos en Siria

Aseguran que el informe se encuentra en la fase final luego de seis días de averiguación.

Naciones Unidas

Las Naciones Unidas confirmaron ayer que su equipo de inspectores dejó el país tras seis días de investigación sobre las “denuncias creíbles” del uso de armas químicas en el país árabe desde que estalló el conflicto hace dos años y medio.

“Los inspectores del profesor Ake Sellstrom pusieron fin a su trabajo en Siria luego de seis días y ahora se encuentran en la última fase en la que completarán su informe final”, dijo el vocero de la ONU, Martin Nesirky.

También confirmó que los expertos no visitaron la localidad de Jan Al Asad, en la provincia de Alepo, donde el gobierno del presidente Bashar al Asad denunció un ataque químico de los rebeldes en marzo pasado.

En todo caso, Nesirky aseguró que los inspectores realizaron su trabajo, el cual consistía en recoger pruebas y hablar con sobrevivientes y personal médico.

“No es necesario ir a los sitios para recoger información de diferente tipo y los expertos hablaron con sobrevivientes y consultaron informes médicos”, subrayó Nesirky. Añadió que “el paso del tiempo” hace que sea “más difícil” recolectar evidencias.

El portavoz descartó que los inspectores vayan a regresar a Siria y dijo que el informe final incluirá también sus conclusiones sobre el ataque del 21 de agosto a las afueras de Damasco.

Cuestionado por la intervención de ayer del ministro de Exteriores sirio ante la Asamblea General, en la que denunció que fue Estados Unidos quien limitó el mandato de los inspectores, Nesirky dijo que la ONU consideró que era el camino correcto.

“El secretario general, Ban Ki-moon, dejó claro desde un primer momento que creía que ese era el paso correcto y lo sigue creyendo, que había que determinar si se usaron armas químicas, no quién las usó contra quién”, añadió.

Nesirky también explicó que una misión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas viajó a Siria para iniciar una “operación conjunta” con la ONU para verificar el arsenal químico sirio y su destrucción.

Se detalló que se trata de un equipo “de avanzada” que viajó a Damasco para preparar el terreno para una misión más grande que tendrá “mucho trabajo por delante en las próximas semanas y meses”.