El último viaje de Fidel a EU

Fidel Castro ha estado en EU al menos tres veces, la última en abril de 1959, unos meses después del triunfo de la Revolución Cubana. En NY aseguró que Cuba ama la libertad y la democracia.

Ciudad de México

"¿Cómo van a saber lo que pienso, cómo me van a conocer, cómo van a saber los problemas cubanos si ustedes no permiten que yo hable acá?", preguntó Fidel Castro en su poco inglés y diccionario en mano a los editores y directores de periódicos de Estados Unidos.

Era 17 de abril de 1959. Apenas unos meses después de que los revolucionarios cubanos derrotaron al régimen de Fulgencio Batista. El comandante Fidel daba una conferencia en el Hotel Statler Hilton de Nueva York ante la Sociedad Americana de Editores de Periódicos. Hablaba de libertad de prensa y de la Revolución Cubana.

La de 1959 no fue la primera visita de Fidel Castro a Estados Unidos, pero sí la última hasta ahora.

Llegó el 15 de abril a Washington, donde se reunió con el secretario interino de Estado, Christian Herter, y con el vicepresidente Richard Nixon; con el embajador de Rusia Mikhail Menshikov; y con el cuerpo diplomático cubano.

Depositó una ofrenda florar ante la tumba del Soldado Desconocido, en el cementerio nacional de Arlington, y visitó el Meridian Hill Park.

Viajó en tren a Nueva York para reunirse con la Sociedad Americana de Editores de Periódicos. Su invitación fue la razón más importante del viajo de Castro a EU, según dijo el líder cubano en su discurso del 17 de abril del 59.

"Soy un hombre que le presta mucha atención a la opinión pública y un creyente firme en las libertades", dijo Castro, según la versión taquigráfica de su discurso. Ante los editores de periódicos estadunidenses, Castro habló de la libertad de prensa entendida como "el derecho de todos a expresar sus ideas y sus verdades y el derecho del pueblo a conocer la verdad".

Sobre la revolución, Castro dijo que Cuba veía "al pueblo norteamericano con un amplio sentido de amistad" y que llevaba la esperanza de los cubanos para que Estados Unidos pudiera entender el esfuerzo hecho para solucionar sus problemas.

"Nosotros también amamos la libertad. Luchamos por ella, por los derechos humanos y por la democracia que hoy reina en nuestro país".

En la gran manzana fue recibido en la ONU por el entonces secretario general, Dag Hammarskjol, y se reunió con el alcalde Robert Wagner. También recorrió el zoológico del Bronx.

El líder revolucionario estuvo en las universidades de Princeton y Harvard, y sostuvo encuentros con grupos de estudiantes de la Clayton High School de Washington.

Su última escala fue en Houston, donde lo esperaba su hermano Raúl. Los dos Castro salieron de Estados Unidos el 26 de abril, Raúl hacia La Habana y Fidel hacia el hemisferio Sur.

Sobre este viaje el Granma, Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, escribió:

"En otros tiempos los presidentes cubanos, de acuerdo con una infortunada tradición criolla, se trasladaban al poderoso país vecino a recibir las bendiciones de Washington. Ahora, con Fidel, se rompe el lastimoso molde de subordinación política. Nunca un gobernante, en viaje por los Estados Unidos, ha sido tan cabal representante de su pueblo como el héroe de la Sierra Maestra".

Ante de su visita de 1959, Fidel Castro estuvo en Estados Unidos al menos dos veces anteriores.

A finales de la década de los 40 se fue de luna de miel a Nueva York, según cuenta el documental "Fidel", realizado por el estadunidense Tom Jennings para NatGeo.

En 1955 llegó a México y de aquí viajó a EU, buscó reunir fondos y sumar apoyos a su campaña revolucionaria, pero no llamó mucho la atención de los medios y al vencer su visa volvió a territorio mexicano.

"Nunca pensé quedarme en Estados Unidos, bajo ningún concepto, porque me sentía mucho más seguro en México", cuenta Castro en sus memorias Fidel Castro Ruz, Guerrillero del tiempo (Katiuska Blanco Castiñeira, 2012).

"Un viaje diferente", así tituló Granma su nota sobre la última visita hasta ahora de Fidel Castro a Estados Unidos.