Fidel Castro cumple 88 años

El exilio cubano en Miami considera las celebraciones del aniversario como un culto al histórico líder cubano, quien está alejado de la vida pública desde 2006.

La Habana, Miami

El ex presidente cubano Fidel Castro cumplió hoy 88 años, apartado de la vida pública por razones de salud desde 2006 y centrado en promover a partir de su residencia en el oeste de La Habana una cultura medioambiental a escala mundial, así como  nuevos tipos de alimentos para consumo humano y animal.

En este tiempo, se ha diluido su presencia a cualquier hora en la vida nacional, práctica sistematizada desde que asumió la dirección del país en 1959 tras vencer a tiros a la dictadura de Fulgencio Batista,  y en muy contadas ocasiones se ha referido públicamente a los cambios que impulsa en la isla desde 2008 su hermano menor, el mandatario Raúl Castro.

Sin embargo, nada permite suponer que en términos generales esté en desacuerdo con el rumbo de las reformas hacia un “socialismo próspero y sostenible”, como dice la propaganda oficial, aunque la esencia de los cambios reduzca el papel agobiante que llegó a tener el Estado en la vida de los cubanos durante sus 47 años de mandato, mediante el desarrollo del sector privado y de cooperativas.

Aunque su vida transcurre cerrada a los focos de la prensa, por los escuetos comentarios de las personalidades extranjeras que suelen visitarlo se sabe que Fidel mantiene el hábito de despertarse temprano leyendo noticias del acontecer nacional y extranjero, y que pese a sus limitadas posibilidades de locomoción, atiende personalmente una parcela de cultivos experimentales.

Mientras fue “El Jefe”, como le decían sus allegados -para el cubano de a pie es solo Fidel-,  los cumpleaños de Castro no eran celebrados de manera pública y las referencias en los medios oficiales se deslizaban de forma discreta.

No obstante, en esta ocasión, acentuando una tendencia que comenzó en 2006, la efeméride ha sido recordada hasta con una jornada de música, competencias deportivas, exposiciones fotográficas y conversatorios que arrancó el 28 de julio para honrarlo a él y al extinto presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien nació ese día.

“Homenajear a Fidel es una gran fiesta. Los cubanos y gente de todo el orbe, conocedores de su incansable lucha por una humanidad más justa, tienen en cada 13 de agosto una razón más para creer que realmente un mundo mejor es posible”, afirmó hoy el diario Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista.

"Fidel cumple 88 años hoy: Nuestro abrazo Comandante" fue el mensaje de cabecera hoy  en la web oficial Cubadebate, mientras que los periódicos Granma y Juventud Rebelde dedicaron sus portadas a los actos que se celebraron la víspera con motivo del aniversario con titulares como "Fidel es Fidel" y "Jornadas de júbilo y compromiso".

La prensa oficial incluye artículos como "Ochenta y ocho y más razones para continuar luchando por la salvación de la Humanidad" a cargo de Armando Hart, uno de los "históricos" de la revolución cubana y fiel colaborador de los hermanos Castro.

Hart, que fue el primer ministro de Educación tras el triunfo de la revolución castrista en 1959, describe a Fidel Castro con expresiones como "hacedor de justicia e igualdad social", "quijote e hidalgo del internacionalismo y la solidaridad mundial" o "eterno joven rebelde y maestro de las ideas".

Varios de los homenajes a Castro, cuyo cumpleaños ha tenido más eco nacional este año que en los inmediatamente anteriores, se celebraron el martes, algunos coincidiendo con el Día Internacional de la Juventud. Es el caso del concierto que ofreció en La Habana el popular grupo Buena Fe, con cientos de asistentes que en la medianoche entonaron el "cumpleaños feliz" dedicado al líder cubano.

Otros de los "regalos" al ex presidente fueron una exposición gráfica y audiovisual instalada en el Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución de La Habana y la rehabilitación de la casa familiar de los Castro en Birán (Holguín, oriente). Allí nacieron Fidel y su hermano y sucesor en la presidencia, Raúl, de 83 años, en quien delegó el poder hace ocho años por una grave enfermedad.

En tanto,  todas las emisoras de radio también se sumaron al homenaje, al igual que la televisión, que emitió un documental en el que el fallecido escritor colombiano Gabriel García Márquez habla sobre su amistad con el líder cubano.

Se dice que Fidel Castro procede de una familia longeva y  ha sobrevivido a decenas de atentados, desde que el 23 de diciembre de 1958 –ocho días antes del triunfo de la revolución- el director de la CIA de Estados Unidos, Allen Dulles, recomendó al Consejo de Seguridad Nacional en Washington: “Es necesario evitar la victoria de Castro”.

Pero aun así, nadie puede saber cuántos aniversarios más cumplirá en vida Fidel, quien físicamente se ha deteriorado, aunque quienes lo visitan aseguran que está “tan lúcido como siempre”. Sin embargo,  el hecho cierto es que apartado del poder, anciano y sin la marcada presencia pública de antes, el fundador del socialismo en Cuba sigue siendo dentro y fuera de la isla uno de los líderes políticos más venerados, controvertidos y criticados del Siglo XX.

Como es habitual, el anciano líder cubano recibió en el día de su cumpleaños felicitaciones de varios presidentes aliados como el venezolano Nicolás Maduro, quien comentó que Fidel Castro ha "llenado de luz la historia" y "el futuro". 

En Bolivia, Evo Morales coreó el "feliz cumpleaños" para el ex mandatario en una reunión de la Unasur celebrada en La Paz, mientras que desde Nicaragua, Daniel Ortega y su esposa destacaron que Fidel Castro sigue "invicto, intacto, intocado, intocable, en alto como siempre, humano y eterno, infinito".

Quienes afirmaron no tener motivo alguno para celebrar el cumpleaños del ex presidente cubano fueron destacados miembros de la disidencia interna como Berta Soler, líder de las "Damas de Blanco", que opina que este aniversario "es más de lo mismo", según dijo a Efe. "Para un pueblo sufrido y necesitado de libertad es bastante vergonzoso que desde la víspera se desvíen recursos para este tipo de fiestas", lamentó la opositora.

Por su parte, Guillermo Fariñas, Premio Sájarov 2010 del Parlamento Europeo por la defensa de los derechos humanos, dijo respetar "a todos los cubanos que celebren de manera sincera" el cumpleaños de Castro, a quien este disidente definió como el "compatriota que le ha hecho más daño a Cuba, porque ha dividido al pueblo y ha implantado la intolerancia política".

Varias figuras del exilio cubano en Miami consideraron hoy que los actos programados en Cuba para celebrar el 88 cumpleaños de Fidel Castro solo son muestra de que "el culto a la personalidad" aun perdura en la isla, pero no obedecen a que el líder de la revolución tenga un "poder real". Este es el noveno cumpleños de Castro desde que delegó el poder el 31 de julio de 2006 por una gravísima afección intestinal.

En declaraciones a Efe Jaime Suchlicki, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS), de la Universidad de Miami (UM), opinó que Fidel Castro tiene un peso "más ceremonial que real" en el devenir de la nación caribeña. Es una suerte de "figura esotérica" y "momia viva" que alimenta el imaginario de la población cubana y recibe visitas de mandatarios en su casa, agregó el académico.

Para Suchlicki, la serie de actividades programadas en la isla, como conciertos musicales y una exposición sobre Fidel Castro, son un indicador de que el "culto a la personalidad" todavía persiste en Cuba y, por extensión, prueba de que el "Gobierno de los hermanos Castro ha sido funesto para la República".

Sí es cierto, precisó el académico, que Fidel se reúne con personalidades internacionales, pero el poder de decisión descansa en las manos de su hermano Raúl (de 83 años), actual presidente cubano, "sobre el que mantiene cierta influencia", y de los militares. A la postre, Fidel Castro siempre quiso convertirse en un líder internacional, una "ambición política ante la que sacrificó al pueblo de Cuba", agregó.

Si Fidel sobrevivió a esa grave enfermedad, "lo que no ha sobrevivido ha sido su proyecto de mantener un modelo económico colectivista donde el Estado fuera el único productor de bienes y servicios", aseguró, por su parte, el escritor y periodista cubano exiliado Carlos Alberto Montaner.

Y es que, pese a que Cuba "sigue siendo una dictadura militar de partido único", la imposibilidad de continuar con el "fracasado modelo económico" ha llevado a Raúl Castro a "permitir ciertas actividades privadas", según puso de relieve Montaner.

En parecidos términos a los de Suchlicki se expresó Montaner al asegurar que "el 88 cumpleaños de Fidel será celebrado con todo boato" y que la "larga vida" del ex líder cubano ha estado dedicada a la "destrucción y disociación de un pueblo fatigado tras medio siglo de experimentos y atropellos".

La misma consideración sobre la celebración del cumpleaños de Fidel Castro aportó la legisladora por Florida Ileana Ros-Lehtinen, de origen cubano: "A la gente de Cuba le importa muy poco, o nada, otro irrelevante cumpleaños (de Fidel)", aseguró.

El problema que no se puede escamotear, consideró la republicana Ross-Lehtinen, es que el pueblo cubano "tiene hambre de libertad y democracia", destacó, para añadir que esta aspiración legítima solo se materializará en la isla cuando "estos dinosaurios" se vayan.

Solo entonces "el cambio vendrá", con un nuevo liderazgo de "valientes luchadores" como (el opositor cubano Jorge Luis García Pérez) Antúnez y su esposa, Yris Tamara Pérez Aguilera, líder de las Damas de Blanco. Para el presidente del Directorio Democrático Cubano, Orlando Gutiérrez, tal "énfasis" desplegado por las autoridades cubanas en la celebración del cumpleaños de Fidel denota la "total falta de autoridad" y "arraigo" de su hermano Raúl en la población.

"Raúl tiene aún que recostarse sobre su hermano mayor", resaltó Gutiérrez. A la vez, estos festejos en honor de Fidel reflejan la "debilidad del gobierno actual", un "régimen personalista basado en el culto a la figura" del ex líder revolucionario consciente de que la "pequeña parte de la población que simpatiza con el Gobierno lo hace por Fidel", sentenció.