Felipe VI llega al Congreso de los Diputados para proclamación

Felipe de Borbón y Letizia llegaron a bordo de un coche Rolls Royce escoltado por la Guardia Real, mientras la princesa Leonor y su hermana la infanta Sofía viajaron en un coche separado.
El Rolls Royce fue escoltado por la Guardia Real.
El Rolls Royce fue escoltado por la Guardia Real. (EFE)

Madrid

Felipe de Borbón y Grecia y Letizia llegaron al Congreso de los Diputados para el acto solemne de proclamación por el Parlamento como nuevo rey de España, Felipe VI.

La pareja salió del Palacio de la Zarzuela a bordo de un coche Rolls Royce escoltado por la Guardia Real, mientras la princesa Leonor y su hermana la infanta Sofía viajaron en un coche separado.

El príncipe viste uniforme oscuro de gran etiqueta del Ejército de Tierra, con guerrera azul con tirilla y puños blancos, pantalón azul, zapatos y calcetines negros, guantes blancos, gorra de plato azul, faja de Capitán general y condecoraciones.

Tras recibir el fajín de Capitán General de los Ejércitos de manos de su padre Juan Carlos I, Felipe esperó unos minutos a la puerta del palacio a su esposa y a sus hijas y tuvo gestos de cariño con su primogénita, la Princesa de Asturias, que se le acercó en varias ocasiones.

Los Reyes hicieron el recorrido en un Rolls Royce negro de Patrimonio Nacional.

La reina Letizia luce un vestido claro, corto, de manga larga, luego de que hubo mucha expectación sobre la vestimenta que escogería para este día especial.

En la puerta del Congreso de los Diputados fueron recibidos con honores militares de los tres Ejércitos, y en la puerta de los leones saludaron al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, al del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García Escudero.

La ceremonia es considerada por la Casa Real y la Presidencia del gobierno español como austera, sin la presencia de otros jefes de Estado ni representantes de las demás monarquías europeas.

A este acto no acuden los ya reyes honoríficos Juan Carlos I y Sofía, que optaron por concederle todo el protagonismo a los nuevos reyes.

El juramento de la Constitución Española se realizará ante la corona tumular, de 1775, de plata fundida, cincelada y dorada con un cestillo de armas de los reinos de Castilla, León, Granada, Parma, Tirol y la flor de lis de la casa de los Borbones.

Asimismo, ante el cetro de 68 centímetros de oro, plata, granate, esmalte, cristal de roca elaborado a mediados del siglo XVII y formado por tres cañones separados por anillos de color granate.

El acto de proclamación se realiza conforme lo establece el artículo 61.1 de la Constitución Española.

En su texto señala que debe prestar juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas.