Felipe González pide "espíritu de reforma" ante la crisis de gobernanza

El ex presidente socialista español denunció en el seminario en homenaje a Vargas Llosa el "inmovilismo" de la clase política y calificó a Venezuela de "democracia traicionada" y "tiranía".
El escritor Mario Vargas Llosa (i) posa con el ex presidente del Gobierno español, Felipe González, al inicio del seminario
El escritor Mario Vargas Llosa (i) posa con el ex presidente del Gobierno español, Felipe González, al inicio del seminario (EFE)

Madrid

El ex presidente del gobierno español, el socialista Felipe González (1982-1996), denunció hoy el "inmovilismo" de la clase política y reclamó un "espíritu de reforma" que acabe con la crisis de gobernanza que sufre en la actualidad la democracia representativa.

"Hagamos las reformas que necesitamos, en España, en Europa y en América Latina", pidió González en el cierre de la primera jornada del seminario "Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad", organizado por la Fundación Internacional para la Libertad (FIL), que preside el escritor, en la Casa de América en Madrid, con motivo de la celebración de los ochenta años del escritor peruano.

Aunque "de las crisis se sale", dijo, "en Europa se ha gestionado siguiendo el camino más tortuoso, más complicado y menos eficiente". Esta situación, explicó, es una "crisis del Estado-nación", puesto que los ciudadanos que votan para elegir a sus representantes en el Parlamento, no saben qué decisiones se tomarán en su nombre después.

"Hay montones de decisiones vitales que no van a depender del ejercicio de la soberanía en el espacio público que llamamos Estado-nación (...), no hay una gobernanza financiera global o una gobernanza económica global", explicó el ex presidente.

Para solucionar esta situación, González cree que los estados deberían ofrecer "previsibilidad", eficiencia en el proceso de toma de decisiones, y transparencia, señaló en una jornada a la que asistieron políticos e intelectuales latinoamericanos para reflexionar sobre la situación actual de la región.

"Todo es oscuro" en Venezuela

En este sentido, el ex dirigente criticó las situaciones de Cuba y Venezuela, especialmente del último, donde se ha registrado en las últimas legislaturas una "destrucción institucional, de la economía y de la seguridad" y se ha convertido en un país donde "todo es oscuro, incierto e inaprensible".

Venezuela, a su juicio, se ha convertido en una "tiranía", un país en el que aunque la oposición tiene mayoría en la Asamblea Nacional, "la relación de fuerza sigue siendo muy desigual".

González consideró que Venezuela es "una democracia traicionada", cuya "imprevisibilidad" hace que uno nunca sepa lo que le puede pasar. "Venezuela es una democracia traicionada, es más una tiranía que una dictadura", dijo durante su intervención para cerrar el primer día del simposio.

"Las dictaduras son injustas, pero aplican normas. Sin embargo, la imprevisibilidad de la tiranía instalada en Venezuela hace que todo sea incierto, oscuro, uno nunca sabe por qué va a ir a la cárcel, nunca sabe cómo va a acceder a la cesta básica", añadió el ex mandatario.

El ex jefe del gobierno español llamó a salvar la "situación de la democracia en Venezuela donde los dos tercios de la Asamblea, en el lenguaje del gobierno, no representan al pueblo, el pueblo es otra cosa y lo representa el tercio que ha quedado en minoría", tras las elecciones de diciembre pasado, que ganó la oposición.

El pensamiento del gobierno es que "tenemos los votos y las botas y si nos fallan los votos nos quedan las botas y por tanto las relación de fuerza sigue siendo muy desigual", afirmó González, que reiteró la necesidad de un diálogo entre el ejecutivo de Nicolás Maduro y la oposición.

El ex jefe del gobierno español recordó que la relación de fuerzas en el país sudamericano está prácticamente en una situación de bloqueo, ya que el gobierno cambió los jueces de la Corte Suprema y esta "se dedica a segar todas las decisiones de los dos tercios de la asamblea que ganó la oposición".

Por ello insistió en llamó al diálogo entre oposición y gobierno, "tal como hizo el papa Francisco", que el lunes abogó en su mensaje de Pascua por la "búsqueda de formas de diálogo y colaboración entre todos" en el país sudamericano.

El seminario "Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad", continuará mañana con una jornada dedicada a la cultura a la que asistirán intelectuales como Fernando Savater, Carmen Riera y cerrará una conversación entre Mario Vargas Llosa y el Nobel Orhan Pamuk.