Felipe González visita a alcalde opositor preso en su casa en Caracas

El ex jefe del gobierno español llegó este domingo a Venezuela para colaborar e nla defensa de varios líderes opositores encarcelados, entre ellos Antonio Ledezma, preso en su residencia desde abril.
La mujer de Antonio Ledezma, Mitzy Capriles (d) dio la bienvenida a Felipe González (i) en el aeropuerto caraqueño de Maiquetía
La mujer de Antonio Ledezma, Mitzy Capriles (d) dio la bienvenida a Felipe González (i) en el aeropuerto caraqueño de Maiquetía (AFP)

Caracas

El ex jefe de gobierno español Felipe González, que llegó este domingo a Caracas para colaborar en la defensa de varios líderes opositores encarcelados, visitó al alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, quien está preso en su residencia desde fines de abril pasado.

González, declarado hace más de un mes persona "non grata" por la mayoría chavista de la Asamblea Nacional, consiguió el permiso de las autoridades para visitar en su casa en el este de Caracas a Ledezma, con quien conversó durante una media hora.

"Finalmente, con la autorización hicimos el encuentro muy grato y muy cordial (...) Tanto el alcalde Ledezma como yo mismo creemos que en Venezuela falta diálogo para resolver los problemas, que ya hay un compromiso del presidente (Nicolás) Maduro de (organizar) elecciones (legislativas), hay que dialogar, recomponer, reconciliar y reconstruir instituciones", dijo a la prensa al salir de la visita.

El ex jefe del gobierno español (1982-1996), abogado de formación, anunció en marzo su intención de colaborar como "asesor técnico exterior" en la defensa de los opositores Antonio Ledezma y Leopoldo López, a petición de sus familias.

González, quien antes de visitar a Ledezma se había reunido con familiares de los políticos presos y sus abogados defensores, aseguró que en los próximos días se reunirá con la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y "tal vez la nunciatura", y que intentará algún contacto con los opositores detenidos, entre ellos López.

Ledezma, alcalde de Caracas, fue detenido el 19 de febrero y enviado a "prisión provisional" por presuntos delitos de conspiración, pero desde el 30 de abril pasado está en arresto domiciliario tras haber sido operado de una hernia.

López está preso en una cárcel a las afueras de Caracas desde hace quince meses, acusado de incitar a la violencia en las masivas protestas de principios de 2014 contra el gobierno de Maduro, que dejaron 43 muertos.

López, cuyo juicio se reanudó el pasado lunes, se declaró en huelga de hambre hace dos semanas junto a otro opositor preso, el ex alcalde de San Cristóbal (oeste), Daniel Ceballos. La próxima audiencia será este miércoles.

El Tribunal Supremo recordó este domingo que el ex mandatario socialista no podrá ser parte del equipo de defensa, pues no puede ejercer en el país caribeño. González dijo por su parte que nunca pretendió "ser defensor, sino asistente técnico" de los dirigentes detenidos, algo que está previsto por la legislación venezolana, según él.

"¡Felipe, fuera de aquí!"

El chavismo, muy sensible a cualquier vínculo de gobiernos o políticos extranjeros con la oposición, convocó a sus simpatizantes a concentrarse en varias plazas del país y a un gran tuitazo nacional con las etiqueta #FelipeFueraDeAquí y #VenezuelaSeRespeta, en rechazo a la visita de González, a la que considera una injerencia en la política nacional.

González, que aplazó un viaje a Caracas el pasado 17 de mayo, coincide en Venezuela con Maduro, quien el sábado anuló por motivos de salud una visita a Europa este fin de semana, donde debía reunirse con el papa Francisco y recibir un reconocimiento.

"Los asuntos de Venezuela son nuestros, solo l@s Venezolan@s tenemos potestad para asumirlos, nuestra Patria entera repudia el intervencionismo", escribió el presidente venezolano en un tuit sin referirse directamente a González.

La televisión oficial mostró imágenes durante todo el día de concentraciones en plazas emblemáticas en varias ciudades del país, donde un puñado de simpatizantes del chavismo criticaban al exmandatario y gritaban "¡Felipe, fuera de aquí!".

El 29 de mayo, los ex presidentes de Bolivia, Jorge Quiroga, y de Colombia, Andrés Pastrana, fueron recibidos en Caracas por las familias de los opositores presos y se reunieron con Ledezma, pero la Guardia Nacional de Venezuela les impidió visitar a López y a Ceballos.