‘Fay’ se convierte en huracán

El ciclón pasó por las islas Bermudas y dejó  árboles y postes de luz derribados.

Se convirtió en huracán el domingo por la tarde al alejarse de las Bermudas en medio de fuertes aguaceros y ventarrones, donde dejó sin electricidad a miles de habitantes mientras se dirigía abierto en el Atlántico.

Las autoridades de este archipiélago no informaron de inmediato de heridos ni muertos a causa del temporal, mientras evaluaban los daños el domingo por la mañana y cancelaban las alertas y avisos de tormenta.

Debido a la tormenta, con vientos máximos sostenidos de casi 110 kilómetros por hora y ráfagas de mayor velocidad, 27 mil clientes de la compañía eléctrica de las Bermudas se quedaron sin energía.

Esta empresa es la única abastecedora de electricidad en este territorio británico de alrededor de 65 mil habitantes.

La tormenta derribó árboles y postes de luz, y causó daños a caminos en este pequeño archipiélago, que tiene uno de los ingresos más altos per cápita del mundo y aplica estrictas normas de construcción para garantizar que las viviendas resistan las tempestades.

Las autoridades de Bermudas exhortaron a los habitantes a que no salgan de casa si no tienen urgencia.

"Para la mayor seguridad las personas deben permanecer en casa y permitir que se efectúen sin peligros las labores que siguen a este tipo de tormenta", dijo el primer ministro interino Trevor Moniz.

Para la mañana del domingo, el vórtice de la tormenta tropical Fay se centraba a 265 kilómetros al noreste de Bermudas y se desplazaba hacia el noreste a casi 39 kilómetros por hora.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami dijo que el temporal registrará durante el día algunas fluctuaciones de intensidad, aunque previsiblemente perderá fuerza durante la jornada.