Familiares de Edgar Tamayo esperan un milagro

A unas horas de que se lleve a cabo la ejecución, la familia Tamayo espera alguna resolución favorable para evitar que a Edgar se le aplique la inyección letal.
Edgar Tamayo, mexicano sentenciado a muerte y ejecutado en Estados Unidos
Edgar Tamayo, mexicano sentenciado a muerte en EU. (Especial)

Ciudad de México

Los familiares de Edgar Tamayo siguen teniendo esperanzas: el indulto del gobernador o una decisión del juez podrían salvarlo de la pena de muerte. "Estamos pensando positivamente", dijeron cuando faltaban 10 horas para su ejecución.

"Ahorita no queremos pensar en lo que vendrá después", comentó vía telefónica su prima Edelmira Arias, quien se encuentra en Miactlán, Morelos esperando alguna resolución.

Su hermano Iram, que está en Texas con sus padres, hermanos e hijas de Edgar, prefirió no hablar del caso, a unas horas de que se concrete la ejecución pues dijo prefería mantenerse positivo al respecto.

Una de las cosas que la familia tiene seguro es que en caso de que Edgar sea ejecutado esta tarde sus restos regresarán a Miacatlán, el pueblo donde nació, para ser enterrado, así lo explicó su hermano Omar en días anteriores.

Esta mañana el morelense recibió a sus padres y a sus dos hijas en lo que fue su última visita, que se realizó exactamente igual que las anteriores, a través de un cristal y por medio de una bocina.

Su padre al salir del encuentro afirmó que Edgar se encontraba bien y no quiso hacer más declaraciones.

Al terminar las visitas Tamayo fue trasladado a la Unidad Carcelaria Walls en la comunidad de Huntsville donde se ubica la Cámara de la muerte. Edgar pidió a sus familiares no estar presentes durante la ejecución.

Hasta el momento el departamento de Justicia Criminal de Texas no ha informado si el mexicano hizo alguna petición especial para una posible última comida.

En Morelos, familiares maternos y paternos de Tamayo se reunirán en diferentes lugares para orar por su pariente.

Susana Tamayo, prima de Edgar recordó que para irse a Estados Unidos, Tamayo tuvo que dejar de estudiar. Aclaró que en su pueblo nunca hubo queja de él: no peleaba, no ofendía.

"Es horrible (saber que está sentenciado a muerte). Nosotros no quisiéramos que le hicieran nada, y ojalá algo pasara y él esté bien", declaró.

Por su parte, otra de sus primas, Mirna, dijo: "Él se fue a Estados Unidos, solo. Edgar nunca peleaba o portaba armas, por eso extraña que digan lo que dicen (del homicidio del policía)... debe ser un tirador profesional para haberle causado la muerte al policía", expresó.

Edgar Tamayo, fue sentenciado a muerte por el asesinato del policía Guy Gaddis, condena que cumplirá después de 20 años de haber permanecido en prisión.