Familiar de los Kennedy condenado por asesinato en 2002 logra nuevo juicio

Michael Skakel, sobrino de Ethel Kennedy Skakel, viuda del asesinado senador Robert F. Kennedy, fue condenado a 20 años de cárcel por el asesinato de su vecina Martha Moxley en 1975, cuando ambos ...
Michael Skakel, el día en que fue condenado
Michael Skakel, el día en que fue condenado (Reuters)

Nueva York

Un familiar de los Kennedy que fue condenado en 2002 por un asesinato en 1975 ha logrado que se celebre un nuevo juicio en el estado de Connecticut, informa hoy el diario local [i]The Hartford Courant[/i].

El juez estatal Thomas Bishop ordenó la celebración del nuevo juicio contra Michael Skakel, sobrino de la viuda de Robert Kennedy, Ethel Skakel, quien se apunta así una importante victoria tras una larga batalla en los tribunales.

En un fallo de 136 páginas, el magistrado considera que Skakel no estuvo bien representado por su abogado en el juicio original en el que fue condenado a una pena mínima de 20 años y un máximo de cadena perpetua por el asesinato de la adolescente Martha Moxley en 1975.

El nuevo abogado de Skakel, Hubert Santos, dijo hoy después de conocer el fallo del juez Bishop que mañana solicitará a las autoridades que su cliente quede en libertad bajo fianza a la espera del nuevo juicio, según el mismo diario.

El hombre, de 52 años, fue condenado en 2002 por la muerte de la joven, que falleció en 1975 tras recibir en la cabeza varios golpes con un palo de golf en Greenwich (Connecticut), un crimen que negó ante la Junta de Indultos y Libertad Condicional.

Después de tres días de deliberaciones y cerca de dos meses de proceso, el jurado de un tribunal de Norwalk (Connecticut) señaló a Skakel como el autor del apaleamiento que acabó con la vida de la joven.

Ese veredicto se emitió tras más de dos décadas de rumores, investigaciones sin resultado y complejas disputas en el tribunal sobre si a este caso debía aplicársele la jurisdicción juvenil dado que el condenado tenía quince años cuando ocurrieron los hechos.

El cadáver de Moxley fue hallado al pie de un árbol en el jardín de la residencia familiar, en Greenwich, pero no sería hasta junio de 1998 cuando se retomó la investigación, que concluiría dos años después y daría como resultado la detención de Michael Skakel.

La infructuosa investigación por más de dos décadas y la implicación de un pariente de los Kennedy hizo que el asesinato de Martha Moxley mantuviera el interés de la opinión pública estadunidense durante años.