Familia de rehén muerto en Yemen critica el fallido rescate

“No se nos informó de la situación”, dijo Penny Bearnman, que explicó que el padre de Somers está “bastante molesto”.

Londres

La madrastra de Luke Somers, el rehén estadounidense asesinado por sus captores el sábado en Yemen en una operación estadounidense de rescate, lamentó el uso de la fuerza para liberarlo, en declaraciones publicadas el lunes en el diario The Times.

"No se nos informó de la situación", dijo Penny Bearnman, que explicó que el padre de Somers está "bastante molesto porque si no hubiera habido ningún intento de rescate, todavía estaría vivo."

"Estamos seguros de que Lucas habría apoyado antes las negociaciones [para su liberación] en Yemen que el uso de la fuerza", aseguró al diario The Times.

Durante esta operación, Lucas Somers, un reportero gráfico de 33 años secuestrado en septiembre de 2013 en Saná, y Pierre Korkie, un profesor de Sudáfrica retenido desde mayo de 2013 "fueron asesinados por terroristas de la organización AQPA" (Al Qaida en la Península Arábiga), según el secretario de Defensa estadounidense Chuck Hagel.

El presidente estadounidense Barack Obama dijo que él mismo autorizó la operación después de recibir información que apuntaba que "la vida de Luke corría peligro inminente".

Las autoridades yemeníes sostienen, como Washington, que los secuestradores "dispararon a los dos rehenes para matarlos" después "de negarse a rendirse", dijeron fuentes de seguridad.

Diez presuntos combatientes de AQPA murieron y cuatro miembros de las fuerzas antiterroristas yemeníes resultaron heridos en la operación, según el gobierno de Saná.