Familia de un hombre muerto por policía en EU exige justicia

"Necesito respuestas, necesito saber por qué mi hijo está muerto, por qué", dijo Clinton Jones, padre de Corey Jones, profesor de música y batería muerto por disparos de un agente vestido de civil.
Clinton Jones Sr. habla emocionado en la conferencia de prensa sobre la muerte de su hijo, Corey Jones, hoy en West Palm Beach, Florida
Clinton Jones Sr. habla emocionado en la conferencia de prensa sobre la muerte de su hijo, Corey Jones, hoy en West Palm Beach, Florida (AFP)

West Palm Beach

La familia de un hombre negro muerto por disparos de un policía vestido de civil exigió hoy justicia y respuestas a preguntas que persisten sobre las circunstancias del hecho, ocurrido en el estado norteamericano de Florida.

"Necesito respuestas, necesito saber por qué mi hijo está muerto, por qué", dijo entre lágrimas Clinton Jones, el padre de Corey Jones, en una rueda de prensa de los familiares del músico de 31 años, junto a sus abogados en West Palm Beach, Florida (sureste de Estados Unidos).

Jones, un respetado profesor de música y batería en un grupo que daba conciertos en iglesias, murió la madrugada del domingo cuando a su vehículo accidentado en una autopista se acercó el agente Nouman Raja, vestido de civil.

Según la policía de Palm Beach Gardens, Jones estaba armado cuando el agente se acercó, y se suscitó una confrontación, que culminó cuando el policía abrió fuego. Durante la emotiva rueda de prensa de hoy en la que hablaron entre sollozos los familiares cercanos de Jones, sus abogados defensores aseguraron que aún quedaban muchas dudas.

El fallecido recibió tres de los seis disparos que hizo el policía. Pero Corey Jones "nunca accionó su arma", para la cual poseía los permisos legales y había comprado para protegerse, dijo el abogado Benjamin Crump.

La familia "quiere que la verdad salga a la luz, quiere justicia" y que el agente Raja sea castigado si incurrió en hechos ilegales, dijo Crump. Raja, quien iba vestido de civil y manejaba una camioneta sin marcas, nunca se identificó como policía, dijo Crump.

"Él nunca usaría un arma contra un policía", garantizó el hermano de Corey Jones, Clinton Jr. La familia de Jones se reunió la mañana del jueves con el fiscal estatal de West Palm Beach, Dave Aronberg, quien inició una investigación de los hechos.

La oficina del alguacil del condado de West Palm Beach también realiza sus pesquisas. El agente Raja se mantiene en baja administrativa mientras dura la investigación.

Este caso ocurre luego de una serie de incidentes violentos que involucran a policías estadunidenses, que ilustran el uso abusivo de la fuerza contra ciudadanos negros, desencadenando una ola de manifestaciones para denunciar el racismo y las brutalidades policiales.