FBI 'entra' al iPhone del terrorista de California

El Departamento de Justicia de EU abrió el dispositivo de Syed Farook, quien en diciembre pasado mató a 14 personas en la localidad de San Bernardino.
Las instalaciones de la Casa Blanca y el Congreso fueron cerrados tras los disparos realizados en el Centro de Visitas del Capitolio.
Las instalaciones de la Casa Blanca y el Congreso fueron cerrados tras los disparos realizados en el Centro de Visitas del Capitolio. (Joshua Roberts | Reuters)

Washington

Las autoridades estadunidenses afirmaron hoy en un documento presentado ante tribunales que pudieron acceder con éxito a un iPhone del autor del atentado terrorista en San Bernardino, California, y quitaron una demanda para que un tribunal obligara a Apple a brindarles acceso al dispositivo.

"El FBI accedió con éxito a los datos guardados en el iPhone del terrorista Syed Farook y por lo tanto ya no necesita la ayuda de Apple", informó en un comunicado la vocera del Departamento de Justicia, Melanie Newman.

Hace una semana, el gobierno estadunidense pidió cancelar una audiencia con Apple en los juzgados de Riverside, al este de Los Ángeles, al alegar que un tercer actor mostró al FBI un posible método para entrar en el teléfono de Farook.

Entonces pidió tiempo para "garantizar" que el sistema no destruiría los datos del aparato.

"Aunque hemos logrado dar este paso en la investigación" sin Apple, prosiguió Decker, "seguiremos explorando cada vía e indagando cada proceso legal para asegurar que nuestra investigación recoge todas las evidencias relacionadas con este ataque terrorista".

El FBI no ha revelado quién le proporcionó la ayuda para entrar en el aparato, pero varios medios de comunicación apuntan a que se trata de una empresa israelí.

Farook y su esposa, Tashfeen Malik, mataron el 2 de diciembre del año pasado en San Bernardino, también al este de Los Ángeles, a 14 personas e hirieron a varias decenas en el peor atentado que sufrió Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001.

El FBI aseguró desde el principio que el teléfono celular del hombre podía contener información clave para entender los motivos de la matanza, por lo que reclamó la ayuda de Apple.

Pero el gigante informático se negó a crear un software especial, asegurando que este hecho crearía un peligroso antecedente y pondría en jaque la privacidad de los usuarios.

"Necesitamos decidir como nación cuánto poder debe tener el gobierno sobre nuestros datos y nuestra privacidad", dijo el lunes pasado el director general de la compañía, Tim Cook.

Otras empresas tecnológicas como Google, Facebook y Yahoo! respaldaron la decisión de Apple de no colaborar.

"Es una orden limitada, con un objetivo específico (...) El gobierno y la población tienen que saber lo que contiene el teléfono del terrorista, y el gobierno necesita la ayuda de Apple para descubrirlo", justificó la semana pasada el Departamento de Justicia.

La decisión de las autoridades estadunidenses de anular la vista de la semana pasada ya fue aplaudida por el sector tecnológico como una victoria para Apple.

El Centro para la Democracia y la Tecnología (CDT, en inglés) afirmó entonces que este caso siempre ha sido "el intento del gobierno para imponer 'puertas traseras' que rebajarían la seguridad de todos los estadunidenses".

El director adjunto para temas globales de Amnistía Internacional, Sherif Elsayed-Ali, alertó de su lado que "los gobiernos que intentan quitar importancia a la codificación deberían pensárselo dos veces antes de abrir la caja de Pandora".

Disparos en el capitolio

Un hombre resultó herido y detenido por la Policía del Capitolio, Estados Unidos, luego de entrar armado en el Centro de Visitantes del Legislativo, en un suceso que también dejó una mujer con herida leve y sembró el caos en el Congreso.

El incidente ocurrió a las 14:39 horas locales (18:39 GMT) cuando el atacante, quien fue identificado por la policía, como un varón, trató de ingresar al Centro de Visitantes y se activó uno de los sensores en un retén de seguridad ante la presencia de un objeto metálico, dijo Matthew Verderosa, jefe de Policía del Capitolio.

El sujeto desenfundó su pistola, fue repelido por la policía del Capitolio y herido.

De inmediato fue trasladado a un hospital y se recuperó una pistola en la zona de retenes. Una turista de 35 a 40 años resultó con heridas leves.

Paralelamente, la Casa Blanca fue cerrada temporalmente poco después de que el presidente Barack Obama y su esposa Michelle encabezaron la ceremonia tradicional de los huevos de Pascua, antes miles de invitados a la residencia ejecutiva.

Tanto la Casa Blanca como el Capitolio fueron reabiertos por la tarde, pese a lo cual continuaba la movilización policial.