Capturan a tres miembros de las FARC gracias a ‘selfies’

Las autoridades colombianas identificaron a los guerrilleros por medio de varias fotos que se tomaron tras realizar un ataque en el sur del país.
El presidente Juan Manuel Santos calificó el ataque de "irracional y torpe".
Ataque de las FARC. Archivo (AFP)

Bogotá

Tres presuntos miembros de las redes de apoyo de las FARC fueron capturados luego de que las autoridades colombianas los identificaran por medio de varios autorretratos o selfies que estos se habrían tomado tras realizar un ataque en el sur del país, informaron hoy fuentes oficiales.

El hecho se registró entre los municipios de Cartagena del Chairá y Florencia, en el departamento de Caquetá (sur), cuando los guerrilleros atacaron con ráfagas de fusil a los uniformados que se movilizaban en una patrulla por la zona.

Este viernes, el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, explicó que de acuerdo con el material "recopilado" durante la investigación, además de testimonios, estaban las selfies tomadas por una guerrillera que participó en el atentado en el que murieron dos uniformados en abril pasado.

Según Palomino, la mujer identificada con el alias de La Iguana tomó las fotografías en las que aparece al lado de los cuerpos de los policías para demostrar el hecho y recibir así el pago de un poco más de 5 mil dólares que le ofrecieron a ella y a dos compañeros más.

"Para poder dar ese parte de cumplimiento de la acción terrorista toman unas fotografías conocidas como selfies y las envían a sus superiores como reivindicándose a la acción porque correspondía a una misión del terrorismo del frente 14 de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)", explicó el alto oficial.

La Policía precisó que los tres detenidos deberán responder por los delitos de homicidio agravado, homicidio en persona protegida y concierto para delinquir con fines terroristas.

El gobierno y las FARC celebran desde finales de 2012 un proceso de paz en Cuba que deja como resultado acuerdos preliminares en los puntos referidos al desarrollo agrario integral, la participación en política de los guerrilleros que se desmovilicen y la solución al problema de las drogas.

Las partes discuten actualmente el cuarto de los cinco puntos de la agenda pactada que se enfoca en las víctimas del conflicto armado interno, de cinco décadas de duración, y cuyas bases de debate fueron acordadas a principios de este mes.