Libera las FARC a dos soldados rehenes, aún faltan tres

El Comité de la Cruz Roja Internacional confirmó la liberación de Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz que habían sido retenidos por la guerrilla el domingo 9 de noviembre.
Las FARC liberaron a los dos primeros rehenes de cinco, con el fin de reanudar los diálogos de paz.
Las FARC liberaron a los dos primeros rehenes de cinco, con el fin de reanudar los diálogos de paz. (EFE)

Bogotá, Colombia

La guerrilla colombiana de las FARC liberó a dos soldados capturados hace tres semanas, los primeros de cinco rehenes que los rebeldes acordaron soltar para que el Gobierno reanude el proceso de paz en busca de acabar con medio siglo de conflicto interno.

"Dos miembros de la Fuerza Pública que se encontraban en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron entregados hoy, en un lugar de la zona rural del departamento de Arauca, en el nordeste de Colombia, a una comisión integrada por representantes de los gobiernos de Cuba y Noruega, y por miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)", indicó ese organismo en un comunicado.

Paulo César Rivera, de 24 años, y Jonathan Andrés Díaz, de 23, habían sido retenidos por la guerrilla el domingo 9 de noviembre tras combates cercanos a la localidad de Tame, Arauca.

Tras ser examinados por un médico que integraba la misión, los militares fueron trasladados en un helicóptero con el emblema del CICR hasta Tame, donde fueron entregados a representantes del Ejército.

"La participación del CICR para facilitar esta liberación fue posible gracias a la aceptación de su actuación como intermediario neutral e imparcial por todas las partes en conflicto", dijo Christoph Harnisch, jefe de la delegación del CICR en Colombia.

"Nos alegra que estas dos personas puedan volver pronto a sus hogares, donde los esperan sus familias", añadió Harnisch, citado por el comunicado del CICR.

Este organismo, que desde 1994 ha participado en la liberación de más de mil 500 personas en poder de grupos armados en Colombia, ofreció su disposición a seguir integrando este tipo de misiones humanitarias a petición de las partes.

Se espera que en los próximos días también sean entregados el general Rubén Darío Alzate junto a otras dos personas.

Por su parte, la guerrilla comunista de las FARC pidió el cese "inmediato" de los operativos militares en la región colombiana de Chocó (oeste) para liberar a un general y sus dos acompañates, tras la liberación de dos soldados en Arauca (este).

"Las FARC han cumplido con los propósitos de la primera fase del Acuerdo Humanitario Especial, y a partir del momento enfocarán sus esfuerzos en la liberación del señor General Rubén Darío Alzate (...) y de sus acompañantes (...) Esperamos que los operativos dirigidos por el ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil se suspendan de inmediato, para que la liberación de las personas mencionadas trascurra sin sobresaltos", dijo el grupo en un boletín publicado en el blog de su delegación de paz en La Habana.