Las FARC reconoce haber afectado a civiles

"Reconocemos explícitamente que nuestro accionar ha afectado a civiles en diferentes momentos", afirmó las FARC durante las conversaciones de paz en Cuba.

La Habana, Cuba

La guerrilla de las FARC asumió su responsabilidad por actos de guerra cometidos durante el medio siglo de cruento conflicto armado en Colombia, de acuerdo a una declaración difundida durante las negociaciones de paz en La Habana.

"Reconocemos explícitamente que nuestro accionar ha afectado a civiles en diferentes momentos y circunstancias a lo largo de la contienda, que al prolongarse ha generado mayores y múltiples impactos", dijeron las FARC en comunicado leído a periodistas.

Las FARC habían reconocido por primera vez el 20 de agosto de 2013 su cuota de responsabilidad por las miles de víctimas del conflicto colombiano, pero ésta es la primera vez que admiten explícitamente que han afectado a la población civil.

La guerrilla y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos sostienen conversaciones en La Habana desde hace dos años para poner fin a la confrontación armada interna, entre la guerrilla y el Gobierno, que ha dejado más de 200 mil muertos y millones de desplazados.

"Nos hacemos expresamente responsables de todos y cada uno de los actos de guerra ejecutados por nuestras unidades conforme a las órdenes (...) y asumimos sus derivaciones", leyó del texto el guerrillero Pablo Atrato.

El grupo rebelde, considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, admitió que había intervenido de manera activa en la confrontación armada y "hemos impactado al adversario y de alguna manera afectado a la población que ha vivido inmersa en la guerra".

La guerrilla marxista, fundada en 1964, había exigido el miércoles a Estados Unidos que reconociera su responsabilidad en el origen y "escalamiento" del conflicto armado, como parte de un paquete de propuestas que se discuten en las negociaciones.

Las FARC aclararon, sin embargo, que la población no ha sido blanco principal, ni secundario de las acciones militares y "nunca ha existido una política de determinación subjetiva para la victimización sistémica y deliberada contra la población".

Varios miembros de las FARC, entre ellos su líder, Timochenko, y el jefe de las negociaciones de paz, Iván Márquez, han sido condenados por la justicia colombiana bajo cargos de terrorismo, homicidio y secuestro, pero la Fiscalía ha suspendido temporalmente las órdenes de captura para que puedan continuar dialogando en La Habana.

Las FARC, la mayor guerrilla del país sudamericano con unos 8 mil integrantes, y el Gobierno de Santos discuten actualmente el sensible asunto de la compensación a las víctimas del conflicto, un punto clave para llegar a un eventual acuerdo de paz.

Ambas partes han logrado ya acuerdos parciales en el acceso a la tierra a los campesinos pobres, garantizar la transformación de la guerrilla en un partido político y combatir el narcotráfico erradicando los cultivos ilícitos

En esa ocasión, el comandante Pablo Catatumbo dijo: "Sin duda también ha habido crudeza y dolor provocados desde nuestras filas".