FARC asesinan a teniente coronel de Policía en suroeste de Colombia

El Ministerio de Defensa afirmó que el ataque muestra la voluntad del grupo rebelde "por hacer daño a los colombianos" y el director de la policía confirmó que tanto el alto cargo como un ...
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha advertido a las FARC con una posible suspensión del diálogo si siguen los atentados
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha advertido a las FARC con una posible suspensión del diálogo si siguen los atentados (AFP)

Bogotá

Guerrilleros de las FARC asesinaron hoy en una zona rural cercana al municipio de Córdoba, en el suroeste de Colombia, al comandante de la Policía de Ipiales, localidad fronteriza con Ecuador, el teniente coronel Alfredo Ruiz Clavijo, confirmó la institución.

Más tarde, el director de la Policía de Colombia, general Rodolfo Palomino, confirmó que el teniente coronel de la institución Alfredo Ruiz Clavijo y el patrullero Juan David Marmolejo García fueron rematados con tiros de gracia por guerrilleros de las FARC.

Según detalló la Policía en un comunicado, Ruiz fue atacado en una vía que comunica a las localidades de Córdoba e Ipiales, mientras se desplazaba con una patrulla de la Policía tras asistir a un consejo de seguridad en el municipio de Puerres.

En la acción, perpetrada con explosivos, fue asesinado, además del teniente coronel, el patrullero Juan David Marmolejo García, agregó la información. "Con el asesinato del coronel Alfredo Ruiz Clavijo queda demostrada la voluntad de las Farc por hacer daño a los colombianos", escribió en un mensaje en Twitter el Ministerio de Defensa.

La institución, que se solidarizó con las familias de los dos uniformados, informó que ha desplegado un grupo especializado para investigar los hechos, y que en coordinación con el Ejército busca a los guerrilleros del frente 48 de las FARC, "que serían los responsables de esta acción terrorista".

Ruiz Clavijo había asumido el cargo hacía tres años y cinco meses, subrayó la Policía, en tanto que el patrullero Marmolejo García desarrollaba labores de vigilancia en el cuerpo desde hacía dos años y cinco meses.

Las FARC mantienen desde el 22 de mayo, día en el que suspendieron su alto el fuego unilateral e indefinido, que duró cinco meses, una escalada de ataques a la infraestructura petrolera y energética del país.

Entre esos ataques, en un hostigamiento a un puesto policial realizado este jueves en el departamento del Putumayo (sur), murieron tres agentes. "Asesinando uniformados y dejando poblaciones sin luz ni agua, Farc demuestra que no tienen voluntad de paz, si no de guerra", agregó el Ministerio en otro mensaje de Twitter.

La guerrilla suspendió su tregua un día después de la muerte de 27 guerrilleros en un bombardeo de la Fuerza Aérea en el departamento del Cauca (suroeste).

Advertencia de ministro de Defensa

Este viernes, antes de que se produjera el atentado, el próximo ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, advirtió a las FARC de que la paciencia de los colombianos "tiene un fin", y señaló que el Gobierno de Estados Unidos también tiene "tiempos limitados" para desplegar su apoyo al proceso de paz en el país suramericano.

Villegas, que el próximo lunes abandonará su actual cargo como embajador de Colombia en Washington y el 22 de junio asumirá como nuevo ministro de Defensa, expresó sus ideas sobre el proceso de paz en un encuentro con la prensa en la capital estadunidense.

La intensificación de los ataques por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde mayo ha llevado a "hechos rechazables, tristes, que no deberían producirse y que son precisamente los que se pretenden eliminar de la realidad colombiana con el fin del conflicto", subrayó Villegas.

A pesar de ello, el diplomático y ex negociador en el proceso de paz con las FARC consideró que esos sucesos "no deben, por el momento, producir el pesimismo en la negociación final". "Pero, por supuesto, la paciencia tiene un fin, y ese fin esta medido en la opinión publica colombiana. Creo que todos los que están involucrados en esta ofensiva terrorista nueva deben saber medir esa paciencia de los colombianos", opinó Villegas.

Según el próximo ministro de Defensa, nombrado para el cargo a finales de mayo por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, "el tiempo es un elemento fundamental" en las negociaciones de paz que se desarrollan en La Habana desde noviembre de 2012. "El tiempo es finito, tiene límites que no necesariamente se traducen en una fecha sino en contextos, en impulsos", afirmó.

Villegas destacó que durante sus 18 meses como embajador en Washington ha constatado el "apoyo permanente público de EU" al proceso de paz en Colombia. Recordó que Estados Unidos anunció a finales de abril que tiene previsto presupuestar 638 millones de dólares a lo largo de los próximos cinco años para apoyar el posconflicto en Colombia, a través de la Agencia estadunidense para el Desarrollo (Usaid).

Según Villegas, ese compromiso, sumado al nombramiento de un enviado especial de EU para el proceso de paz colombiano, Bernie Aronson, "sugiere la confianza de Estados Unidos en que llegaremos a buen puerto a la negociación" de paz en Colombia.

No obstante, el hasta ahora embajador colombiano reconoció que la campaña para las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que se celebrarán en noviembre de 2016, puede tener un impacto en ese "sólido" respaldo estadunidense. "Aquí hay una campaña, que es larga, que es dura, que afecta necesariamente los espacios en los cuales la Administración federal se puede mover", explicó Villegas.

"Por eso, se nos ha dicho tantas veces por quienes han visitado a Colombia por parte de Estados Unidos, el vicepresidente (Joe Biden) y el secretario de Estado (John Kerry): 'nosotros tenemos tiempos limitados para los asuntos que tienen que ver con el apoyo al proceso de paz'", reconoció. "Eso es una realidad que no está dentro del control de las FARC ni del Gobierno colombiano, ni siquiera del Gobierno de EU. Es un cronograma político que está ahí, y que tiene influencia, no sé si definitoria, probablemente no, pero que tiene influencia sobre la buena marcha de las conversaciones", agregó.

Villegas llegó como embajador a Washington en noviembre de 2013, después de un año como negociador del Gobierno colombiano con las FARC en La Habana, y hoy hizo un balance positivo de su tiempo en EU, que definió como "tal vez el más grato" de su carrera. "Llega un embajador conocedor de EU y de Washington como el que más, que es Juan Carlos Pinzón", el hasta ahora ministro de Defensa, que estará en su nuevo cargo en "máximo 5 semanas", según Villegas.

Sondeo pide suspender diálogo

El recrudecimiento de la ofensiva de las FARC en Colombia, con emboscadas y atentados contra infraestructuras eléctricas y petroleras, llevó a que 47.5% de los encuestados por un sondeo divulgado hoy opinara que el gobierno debe suspender las conversaciones de paz con esa guerrilla.

Según la encuesta de la consultora Datexco, realizada el jueves en medio de ataques rebeldes que dejaron tres policías muertos y más de 470 mil personas sin luz en el suroeste del país, 47.5% de los encuestados opinó que ante las "crecientes acciones terroristas de las FARC" el gobierno debe "suspender las negociaciones con la guerrilla".

Mientras que 17.8% de los consultados expresó que el gobierno debe "seguir negociando en medio del conflicto" con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), tal como lo viene haciendo en Cuba desde noviembre de 2012 sin que se haya decretado una tregua en el terreno.

Las otras opciones más apoyadas por los ciudadanos en el sondeo, realizado para la emisora W Radio y el diario El Tiempo, fueron que el gobierno debe "ofrecer el cese bilateral al fuego" que pide la guerrilla, con 9.4% de apoyo, o "promover movilizaciones sociales en contra de las FARC" (6.8%).

Según el estudio, con un nivel de confianza de 95% y realizado vía telefónica a 700 personas en las principales ciudades del país, 81.6% de los consultados respondió además que no cree que las FARC tengan "una verdadera voluntad para llegar a un acuerdo de paz", frente a 11.8% que considera que sí la tienen.

Desde la semana pasada, y luego de suspender el 22 de mayo la tregua unilateral que mantenían desde diciembre para favorecer los diálogos en La Habana, ataques atribuidos a las FARC han dejado al menos tres zonas del suroeste del país sin luz por varios días y ocasionado derrames de crudo que han contaminado zonas rurales y ríos.

El presidente Juan Manuel Santos, promotor de las negociaciones con la guerrilla, ha insistido por su parte en estos días en pedir a las FARC que recapaciten pues con esos "actos irracionales" solo logran que merme el apoyo de la población a los diálogos de paz. Más allá de la opinión ciudadana, incluso políticos como el presidente del Congreso, José Name, han pedido al gobierno levantarse de la mesa de diálogos si las FARC siguen cometiendo atentados.

Con las negociaciones en Cuba, las partes buscan poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo, que ha dejado oficialmente al menos 220 mil muertos y más de seis millones de desplazados.