FARC piden revelar los secretos del paramilitarismo en Colombia

El grupo guerrillero negó que existan divisiones en sus filas por los diálogos de paz que se desarrollan en La Habana y reclamaron la apertura de los archivos y documentos secretos sobre los ...
El comandante guerrillero Iván Márquez (c) lee hoy una declaración en el Palacio de Convenciones de La Habana
El comandante guerrillero Iván Márquez (c) lee hoy una declaración en el Palacio de Convenciones de La Habana (AFP)

La Habana

Las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)  negaron hoy que “existan divisiones” en sus filas por los diálogos de paz en La Habana y pidieron la apertura “cuanto antes” de “todos los archivos”  y la “desclasificación” de documentos secretos sobre el paramilitarismo.

Al comenzar un nuevo ciclo de negociaciones con representantes del presidente Juan Manuel Santos, las guerrillas dijeron que  “sin el fin del paramilitarismo y sin el esclarecimiento de su origen y sus responsables, sería imposible cerrar las páginas sangrientas de nuestra historia”, que han dejado más de 200 mil muertos en medio siglo.

“Si ha empezado la marcha definitiva hacia el fin del conflicto colombiano, debe empezar también la del esclarecimiento de la verdad, y lo lógico es que no se demore más la resolución de un problema nodal como es el del surgimiento, permanencia y accionar nocivo de las estructuras paramilitares”, afirmaron.

En cuanto a la presunta desunión en sus filas, las FARC acusaron al general Rodolfo Palomino de “manipular” con esa intención  un reciente combate entre insurgentes y policías en el departamento de Córdoba.

Según los rebeldes,  el militar atribuyó el combarte a una acción conjunta de las guerrillas de izquierda y “la agrupación paramilitar de los Urabeños”, dejando entrever que ese grupo de las FARC no estaba en sintonía con las conversaciones de paz en La Habana.

“Una vez más la policía y el ministerio de Defensa victimizan la verdad y logran hacer creer sus mentiras a personas bien informadas como lo es el Presidente de la Conferencia Episcopal. Piensan con el deseo, los que hoy se imaginan divisiones en las filas insurgentes”, agregaron las FARC.

En este nuevo ciclo de diálogos, las dos partes siguen buscan cómo  resarcir a las víctimas y es esperada la llegada de una tercera delegación de ese sector para aportar sus vivencias.

Desde que arrancaron estas pláticas en 2013, han sido suscritos acuerdos parciales para la democratización del campo colombiano, la  participación política de las guerrillas y la lucha contra el narcotráfico, pero ninguno tendrá validez hasta que se alcance un acuerdo general de paz.

En tal contexto, las FARC volvieron a solicitar un armisticio  que “evite continuar el derramamiento de sangre” y negaron validez al argumento del gobierno de que un alto al fuego bilateral permitirá a las guerrillas  “fortalecerse política y militarmente”. Los delegados del gobierno no se pronunciaron.