FARC pide "descriminalizar" cultivo de coca y consumo de drogas sicoactivas en Colombia

Mientras la guerrilla comunista hacía públicas varias propuestas sobre el tema del narcotráfico, un funcionario de EU apuntaba que los posibles acuerdos de paz no deben llevar a un aumento de ...
Un miembro de la Policía Judicial de Colombia abre un fardo de cocaína
Un miembro de la Policía Judicial de Colombia abre un fardo de cocaína (EFE)

La Habana

La guerrilla comunista de las FARC pidió hoy al gobierno de Juan Manuel Santos "descriminalizar" el cultivo de la coca en Colombia y el consumo de drogas sicoactivas, entre varias propuestas sobre el tema. "Desmilitarización de la política anti-drogas, no intervencionismo imperialista y descriminalización de los pobres del campo" que cultivan coca, propuso el delegado de la guerrilla Pablo Catatumbo, en un breve comunicado leído a la prensa.

Antes de comenzar la jornada de pláticas con los representantes oficiales, en el Palacio de las Convenciones de La Habana, Catatumbo lanzó "10 propuestas mínimas" para abordar el tercer tema -drogas ílicitas- que ocupa a ambas delegaciones de las pláticas de paz que sostienen desde hace un año en la capital cubana.

Entre las iniciativas está "desmilitarización de la política anti-drogas, no tratamiento del consumo de drogas sicoactivas como problema de salud pública y descriminalización de los consumidores". El tema de las drogas ocupa a ambas delegaciones desde el jueves pasado, y aunque la delegación oficial se abstuvo de hacer declaraciones desde entonces, su jefe, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, se pronunció en Bogotá, antes de viajar a La Habana, por la erradicación del cultivo de la coca.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se propusieron también por la "suspensión inmediata de las aspersiones aéreas con glifosato y reparación integral de sus víctimas". Igualmente una "política anti-drogas centrada en la persecución a los capitales involucrados en el proceso económico del narcotráfico", dijeron. Las drogas ilícitas es el tercer tema de la agenda consensuada, tras llegar a acuerdos sobre el problema agrario y la participación política.

Quedan pendientes la reparación a las víctimas del conflicto armado y el abandono de las armas por parte de las FARC. Además, se deberá definir un mecanismo para refrendar los acuerdos.

De otra parte, un alto funcionario estadunidense afirmó hoy que los acuerdos de paz entre el gobierno deColombia y las FARC no deberían conducir a un incremento de la producción de drogas en ese país. "Habrá conversaciones y colaboración (entre Washington y Bogotá) para asegurar que cualquier cosa que salga (de los acuerdos) no lleve al incremento de la producción y el cultivo de droga", dijo el alto funcionario, que permaneció bajo anonimato.

"Estamos seguros que tenemos una visión compartida y que tenemos intereses compartidos. En esa parte nos sentimos muy seguros de que los intereses serán atendidos", agregó. El funcionario dio esas declaraciones al ser preguntado por la propuesta de las FARC de "descriminalizar" el cultivo de coca en Colombia y a los consumidores de droga. Las conversaciones de paz entre la guerrilla comunista y el gobierno colombiano en La Habana conciernen ahora al tráfico de drogas, el tercer tema de una agenda de cinco puntos.

Estados Unidos, que no es parte del proceso pero ha dado su apoyo a las negociaciones, es a la vez el principal aliado de Colombia en la lucha antidrogas, tras una década de estrecha colaboración militar entre los dos países. El tema se espera que esté presente en la reunión entre el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y su homólogo estadunidense, Barack Obama, este martes en la Casa Blanca.

La lucha contra el narcotráfico "es solo un elemento (más) pero va a seguir siendo un elemento importante para ambos países", dijo el funcionario. La conversación entre Santos y Obama también versará sobre el creciente intercambio comercial entre Washington y Bogotá, que firmaron un acuerdo de libre comercio vigente desde 2012. "El enfoque de la relación con Colombia se ha transformado: no es solamente una asociación en términos de seguridad sino una relación económica muy importante", dijo el funcionario.

Santos comenzó su gira estadunidense hoy en Miami, donde afirmó que va a perseverar en lograr un acuerdo de paz que ponga fin al más de medio siglo de conflicto interno en Colombia y llamó a sus compatriotas a acompañar el proceso. En Washington, el mandatario también se reunirá con los líderes del Partido Demócrata y el Partido Republicano en el Congreso, y asistirá a la Sesión Protocolar del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).