FARC critican al gobierno por impedir a negociadores viajar a Bogotá

Los negociadores de la guerrilla querían hacer patente en la capital colombiana su rechazo a la propuesta oficial de validar en un referendo el cada vez más distante acuerdo general de paz entre ...
Los delegados de las FARC, comandante "Iván Márquez", "Pablo Catatumbo", y "Jesús Santrich", hoy en La Habana
Los delegados de las FARC, comandante "Iván Márquez", "Pablo Catatumbo", y "Jesús Santrich", hoy en La Habana (EFE)

La Habana

Las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) criticaron hoy la negativa del gobierno de ese país a que sus negociadores en La Habana se trasladen a Bogotá para argumentar su rechazo a la propuesta oficial de validar en un referendo el cada vez más distante acuerdo general de paz entre las dos partes.

"De todas maneras estamos abiertos a discutir con el gobierno un mecanismo que nos dé a todos satisfacciones (…),  porque sí necesitamos refrendar y sobre todo arropar con un manto de legitimidad y de mucha legalidad los eventuales acuerdos que surjan de este esfuerzo que realizamos en La Habana", dijo en conferencia de prensa el negociador de las guerrillas, Iván Márquez.

El gobierno ha dicho que sobre los negociadores de las FARC en La Habana se mantienen vigentes en Colombia  varias órdenes de captura. "Nuestro mayor deseo era concurrir a la audiencia (de la Corte Constitucional) en Bogotá, viajar en la mañana desde La Habana y regresar en la tarde, pero como esto no fue posible optamos por exponer desde aquí  nuestro punto de vista”, explicó Márquez.

Paralelamente, los insurgentes hicieron llegar a la prensa copia de la carta que, sobre este asunto, dirigieron a la magistrada de la Corte Constitucional de Colombia, María Victoria Calle Correa. Esa Corte debe pronunciarse en fecha aún por precisar sobre el referendo propuesto por el presidente Juan Manuel Santos en agosto de 2013 y avalado por el Congreso de ese país.

Las FARC consideran que debería ser una Asamblea Constituyente la que ratifique cualquier acuerdo general de paz y argumentan que la idea del referendo nunca fue aceptada por ellos en las pláticas que se desarrollan en Cuba desde hace más de un año con vista a encontrar una salida política al único conflicto armado vigente en el continente, después de medio siglo de enfrentamientos.

La forma de aprobar institucionalmente cualquier acuerdo general de paz es el sexto y último punto de la agenda de las pláticas de La Habana. Hasta ahora las partes han consensuado los dos primeros puntos -desarrollo rural y participación política- y discuten desde diciembre el tercero, drogas ilícitas. Los otros temas pendientes son abandono de las armas y reparación a las víctimas.