FARC anuncian en Cuba otro alto al fuego unilateral

La decisión del grupo guerrillero fue saludada por el presidente Santos, quien reclamó "más compromisos concretos" a los rebeldes para alcanzar la paz, mientras el fiscal de Colombia convocó a una ...
La ex senadora Piedad Córdoba, portavoz del partido de izquierdas Marcha Patriótica, durante la rueda de prensa en Bogotá
La ex senadora Piedad Córdoba, portavoz del partido de izquierdas Marcha Patriótica, durante la rueda de prensa en Bogotá (EFE)

La Habana/ Bogotá

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron hoy en La Habana su sexto alto al fuego unilateral, decisión que fue saludada en Bogotá por el presidente Juan Manuel Santos, quien sin embargo solicitó “más compromisos concretos” a las guerrillas de izquierda para alcanzar la paz.

 “Anunciamos nuestra disposición de ordenar un cese al fuego unilateral a partir del 20 de julio, por un mes. Buscamos con ello generar condiciones favorables para avanzar con la contraparte en la concreción del cese al fuego bilateral y definitivo”, puntualizaron los insurgentes.

El acuerdo está suscrito por el “secretariado del Estado Mayor Central” y fue leído a la prensa por el principal negociador de esa guerrilla en la capital cubana, Iván Márquez, quien solicitó además “los buenos oficios, como veladores, al Frente Amplio por la Paz, a las iglesias y el movimiento constituyente por la paz” de Colombia.

Por su parte, el presidente Santos escribió en Twitter : “Valoramos el gesto del cese del fuego pero se necesita más, sobre todo compromisos concretos para acelerar las negociaciones”, iniciadas en La Habana a finales de 2012.

Santos no adelantó en esa primera reacción medida alguna por parte de su gobierno para ir bajando la tensión que genera esta confrontación armada de más de medio siglo, única de su tipo aun vigente en América Latina, que hasta ahora deja el saldo de más de 200 mil muertos y decenas de miles de víctimas.

Los países garantes y acompañantes de estas pláticas –Cuba, Noruega, Chile y Venezuela- instaron el martes a las dos partes al “desescalamiento urgente el conflicto” para “intensificar la implementación de medidas de construcciones de confianza”,  luego de un recrudecimiento de los combates, bombardeos y sabotajes con explosivos en el país suramericano.

En este contexto, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, quien encabeza un sector opuesto a las negociaciones en Cuba, afirmó también hoy que para seguir negociando la paz con las FARC, es necesario no solo un alto al fuego unilateral,  sino que las guerrillas “se concentren en un área” del país.

En diciembre pasado, las FARC decretaron su anterior alto al fuego unilateral que se extendió hasta mayo, cuando fue roto por un incremento de los bombardeos del ejército,  abriéndose una etapa de ataques y contraataques que continúa.

Fiscal pide pactar tregua bilateral

Mientras, el fiscal de Colombia, Eduardo Montealegre, convocó hoy al gobierno de Juan Manuel Santos y a la guerrilla de las FARC a cambiar el "insostenible" modelo de negociación de paz en medio de la guerra, y les propuso pactar a la brevedad posible una tregua bilateral.

"Hago un llamado al presidente de la república y a las FARC a que rápidamente se firmen los acuerdos en La Habana y, por lo tanto, inclusive antes de la firma de estos acuerdos, se pacte un cese bilateral al fuego. Seguir negociando en medio de la guerra se volvió un modelo insostenible", dijo el funcionario a periodistas.

Montealegre pidió "girar en ese modelo" de negociación de paz en medio del conflicto y añadió que es necesario desescalar la confrontación porque de lo contrario "va a ser muy difícil avanzar en el proceso". El fiscal rechazó que el cese bilateral "sea una claudicación del Estado", como lo sostienen sectores críticos del proceso de paz.

"Lo que estamos buscando con la solución negociada al conflicto es un cese bilateral pero definitivo, porque estamos buscando la paz en Colombia y ese es un paso muy importante", dijo Montealegre.

En diciembre las FARC, con unos ocho mil combatientes según cifras oficiales, habían decretado un cese unilateral e indefinido, que suspendieron en mayo tras bombardeos gubernamentales que dejaron una veintena de rebeldes muertos.

Las delegaciones del gobierno y la guerrilla en Cuba han avanzado en tres de los seis puntos de la agenda del proceso de paz, y actualmente discuten el tema de víctimas, la justicia transicional para los futuros ex combatientes, así como la dejación de armas.

Marcha Patriótica insiste

Asimismo, el partido político colombiano de izquierdas Marcha Patriótica reiteró hoy su petición al Gobierno para que declare un alto el fuego bilateral con las FARC que ayude a reducir la intensidad del conflicto.

El anuncio lo realizó hoy en Bogotá la ex senadora Piedad Córdoba, portavoz de esta formación, quien instó al presidente Juan Manuel Santos a responder el anuncio hecho por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de iniciar un nuevo alto el fuego unilateral.

"Llamamos al Gobierno Nacional a que en esta ocasión sepa responder ante este gesto unilateral y adopte medidas urgentes que contribuyan a un desescalamiento mutuo del conflicto que permita avanzar en un cese al fuego bilateral y definitivo", manifestó Córdoba al leer un comunicado.

Asimismo, Córdoba afirmó que es muy importante que el Gobierno se decida entre "finalización o barbarie" para salvar vidas y ganar confianza y credibilidad en la ciudadanía.

"Es grave que nos devolvamos hacia la barbarie (...) y el hecho de que no seamos capaces de avanzar, que en este caso es una decisión del Gobierno hacia el cese bilateral, nos pone en una situación donde la gente empieza a pensar que definitivamente la salida es la militar", añadió.