FARC propone a Santos cumbre internacional sobre drogas ilícitas

El grupo guerrillero colombiano afirmó que cualquier acuerdo sobre narcotráfico “requiere asumir compromisos regionales, para que los argumentos de la guerra contra las drogas no sean esgrimidos ...
El jefe de los negociadores de las FARC, Iván Márquez, junto a Jesús Sántrich, hoy ante la prensa en La Habana
El jefe de los negociadores de las FARC, Iván Márquez, junto a Jesús Sántrich, hoy ante la prensa en La Habana (EFE)

La Habana

Las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) propusieron hoy al gobierno de Juan Manuel Santos la “realización de una conferencia internacional” sobre consumo, producción y comercialización de drogas ilícitas, durante el diálogo de paz que las partes desarrollan en La Habana.

Cinco días después de que el gobierno y los rebeldes iniciaran negociaciones sobre el tema de las drogas, las FARC afirmaron que cualquier acuerdo en tal sentido “requiere asumir compromisos regionales, para que los argumentos de la guerra contra las drogas no sean esgrimidos contra los cambios políticos que se viven en Nuestra América”.

“La política anti-drogas debe involucrar a los países del capitalismo central, en especial a Estados Unidos y Europa”, en el compromiso de reducir “la demanda, enfrentar los problemas del consumo y combatir el blanqueo de dinero en sus respectivos países”, porque de lo contrario “no habrá una solución real y efectiva al problema de las drogas ilícitas” en Colombia, consideraron.

La posición de las FARC está contenida en una propuesta de diez puntos –sus enunciados fueron adelantados a la prensa el lunes- , en la que reiteran su respaldo al cultivo de la hoja de coca por “sus usos alimenticios, medicinales y terapéuticos”, y demandan “estrictas regulaciones y controles estatales sobre la producción y el mercado”, así como “la fijación de precios de sustentación”. Asimismo recomendaron “la suspensión inmediata de las aspersiones aéreas con glifosato” y el inicio de un programa “de reparación integral de las víctimas de dichas fumigaciones (…), las cuales deberán ser identificadas mediante censo especial”.

Los negociadores del gobierno no comentaron la propuesta de los rebeldes. El presidente Santos dijo el lunes que como las FARC no se consideran “barones de la droga”, sino que “están utilizando el narcotráfico como fuente de financiamiento”, al igual que “los capitalistas usan los impuestos”, lo que su gobierno busca es “llevarles de alguna manera a cambiar de bando”. El actual ciclo de discusión sobre el tema de las drogas, tercero de la agenda de seis puntos que negocian las partes desde hace un año en La Habana, se extenderá hasta el 8 de diciembre, cuando se abrirá un receso de cinco días.