FARC propone a Santos alto el fuego bilateral durante comicios

El grupo guerrillero rechazó realizar una tregua unilateral con motivo de las elecciones del 9 de marzo.
Jesús Emilio Carvajalino, alias "Andrés París", miembro de la delegación de las FARC, hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana
Jesús Emilio Carvajalino, alias "Andrés París", miembro de la delegación de las FARC, hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana (EFE)

La Habana

Las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) invitaron hoy al gobierno del presidente Juan Manuel Santos a decretar un alto al fuego bilateral durante los comicios del 9 de marzo próximo, pero descartaron hacerlo unilateralmente. “Estamos listos a discutir un cese bilateral, como se reafirmó en el mensaje al vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, de suscribir un acuerdo humanitario que permita suavizar los impactos del conflicto, fundamentalmente en la población civil”, dijo el vocero de las FARC, Andrés Paris.

Paris agrego sin embargo que “no está previsto” un alto al fuego bilateral, que las guerrillas han decretado varias veces desde que hace poco más de un año comenzaron los diálogos de paz en La Habana. Santos, por su parte, ha sido reacio a suspender las acciones contra los rebeldes, alegando que ello atentaría contra el ritmo de las pláticas, como ocurrió en intentos anteriores.

Antes de comenzar otra ronda de platicas con los delegados del gobierno en la capital cubana, Paris dijo además que la real amenaza para el proceso electoral colombiano que se avecina son la corrupción y escándalos como el presunto caso de espionaje a los negociadores de la paz en la isla, hecho público por la revista Semana.

Paris apuntó  que "las cinco mil víctimas de la (izquierdista) Unión Patriótica significaron a su vez miles de operaciones de inteligencia (…) porque detrás de cada asesinado –puntualizó- hay operaciones de inteligencia, por ello advertimos del peligro de este monstruo”, que  por primera vez en Colombia “lo conocemos gracias a las contradicciones que existen y se están desarrollando”.

La FARC pidieron asimismo “una modificación de las estructuras de gobierno” y propusieron “la desmilitarización de áreas rurales en el país suramericano, como parte de las 29 sugerencias que han hecho a los negociadores del gobierno en el tema del narcotráfico, que las partes discuten desde diciembre pasado.

Las estrategias del gobierno para erradicar los cultivos ilícitos y el narcotráfico “fracasaron y devinieron lucha contra los grupos guerrilleros”, dijeron los rebeldes al acusar a Estados Unidos de desarrollar una matriz mediática “que cataloga como narcotraficantes a los grupos armados que buscan desde hace 50 años un cambio en Colombia”.