FARC y ELN anuncian primer alto al fuego conjunto

Los dos grupos guerrilleros anunciaron en La Habana el cese de hostilidades del 20 al 28 de mayo con motivo de las elecciones presidenciales, mientras FARC y gobierno llegaron anticipadamente a un ...
El comandante de las FARC, Ivan Márquez (i) lee una declaración hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana
El comandante de las FARC, Ivan Márquez (i) lee una declaración hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana (AFP)

La Habana

Las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunciaron hoy de conjunto en La Habana un alto al fuego unilateral del 20 al 28 de mayo, coincidiendo con las elecciones presidenciales en el país suramericano.

El cese de hostilidades fue ordenado por los jefes de ambas organizaciones Timoleón Jiménez, FARC, y Nicolás Rodríguez, ELN, quienes aclararon que aunque la insurgencia  “no cree en el régimen electoral colombiano, un clamor nacional tan fuerte (en ese sentido) merece ser atendido”. La decisión fue comunicada a la prensa antes de que las FARC y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos –quien busca la reelección en los comicios-  finalizaran un nuevo ciclo de conversaciones de paz.

Este es el tercer alto al fuego que decretan las FARC de manera unilateral desde el inicio de las pláticas en diciembre de 2012 y el primero de conjunto con el ELN, que busca igualmente abrir negociaciones con el gobierno. Interrogado en Bogotá, el ex presidente César Gaviria, nuevo jefe de la campaña de Santos, dijo que el cese de hostilidades “no es un gesto menor (porque) en los procesos de paz que yo conozco, y conozco bastante, los cese del fuego unilaterales han sido muy pocos, si ha habido alguno”.

Sin embargo, el gobierno colombiano rechazó de inmediato sumarse a la tregua anunciada por las dos guerrillas, tal como ha hecho anteriormente. "No los vamos a dejar de perseguir simplemente porque hagan el favor de dejar de cometer uno de los tantos delitos que cometen", dijo el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en la ciudad de Cartagena.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien busca ser reelecto en la presidencia en las elecciones del 25 de mayo, se ha negado a sumarse a las treguas unilaterales ordenadas por las FARC en noviembre de 2012 (60 días, al inicio de las negociaciones) y diciembre de 2013 (30 días, por Navidad), aduciendo que los rebeldes usarían un cese del fuego bilateral para fortalecerse militarmente.

El candidato presidencial de Centro Democrático,  Iván Zuluaga –quien cuenta con el respaldo del ex presidente Álvaro Uribe-  consideró el alto al fuego como una especie de “chiste” y dijo que es imposible negociar con las guerrillas de izquierda “mientras usan niños-bombas, siembran minas, destruyen el campo y asesinan civiles y militares”.

Zuluaga, opuesto al igual que Uribe a las pláticas en La Habana, se refirió así a un reciente ataque contra policías en la localidad de Tumaco, región de Nariño, en el que presuntamente se habría utilizado a dos niños para que explotaran una granada. Sin embargo, el negociador principal de las FARC , Iván Márquez, dijo en Cuba que “no hay ninguna base sólida” para involucrar a las guerrillas en el incidente que, en su opinión, responde a los intereses “de los enemigos de la paz”.

En ese contexto, las FARC y el ELN puntualizaron que el alto al fuego conjunto y unilateral regirá “a partir de las 00:00 horas del martes 20 de mayo hasta las 24:00 del miércoles 28 de mayo”. “Lo hacemos como luz de esperanza para llegar a un cese del fuego bilateral”, dijeron los negociadores de las FARC.

De otra parte, las FARC y el gobierno colombiano cerraron anticipadamente hoy sus negociaciones sobre drogas ilícitas, tercero de los seis puntos de la agenda de paz. La cancillería cubana citó a la prensa extranjera a las 17.00 locales de hoy (21:00 hora GMT) para cubrir "el cierre del tema de la agenda (drogas ilícitas) y del ciclo en las conversaciones de paz entre el Gobierno y las FARC de Colombia", lo que estaba previsto originalmente para el 22 de mayo.

El tema de drogas es el tercero de los seis puntos de la agenda de paz, después de que ambas partes consensuaran los dos primeros -reforma rural (mayo de 2013) y participación política (noviembre de 2013)- en las negociaciones de paz de La Habana, iniciadas en noviembre de 2012. El cierre anticipado de la discusión fue anunciado pocas horas después de que las FARC y el ELN decretaran la tregua unilateral de ocho días.

Luego del cierre anticipado del punto sobre drogas, el gobierno y las FARC harán un receso en los diálogos de paz hasta después de las elecciones. Los temas pendientes de la agenda son abandono de las armas, víctimas y el mecanismo de refrendación de un eventual acuerdo de paz que ponga fin a un conflicto armado de medio siglo que ha dejado unos 600 mil muertos y tres millones de desplazados.