Extienden a noviembre plazo para cerrar acuerdo nuclear con Irán

Mientras Washington desbloqueará 2,800 millones de dólares de fonos iraníes congelados, Irán acepta convertir a combustible su uranio altamente enriquecido, dijo el secretario de Estado de EU, ...
Catherine Ashton (d), Alta Representante de Asuntos Exteriores de la UE, y el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif (i), en Viena
Catherine Ashton (d), Alta Representante de Asuntos Exteriores de la UE, y el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif (i), en Viena (AFP)

Washington

Irán y las grandes potencias extendieron al 24 de noviembre el plazo para alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear, informó hoy el Departamento de Estado, luego de que Washington anunció que desbloquearía 2,800 millones de dólares de fondos iraníes congelados.

Según un acuerdo alcanzado esta noche en Viena, Estados Unidos liberaría estos fondos a cambio de que Irán acepte convertir a combustible su uranio altamente enriquecido (en concentración de 20%), dijo en un comunicado el secretario de Estado estadunidense, John Kerry.

El jefe de la diplomacia hizo hincapié en que, desde que se alcanzó un acuerdo de transición de seis meses en noviembre pasado, Irán se había plegado a su parte del trato "de neutralizar su reserva de uranio enriquecido al 20%; limitar su reserva de uranio enriquecido al 5%" y no instalar más centrifugadoras.

"Tengo claro que hemos hecho progresos tangibles en nuestras amplias negociaciones, pero hay verdaderas deficiencias en algunas áreas", dijo Kerry. "Hoy contamos con un borrador que abarca los temas principales, pero todavía hay toda una serie de paréntesis y espacios en blanco en el texto".

Se han hecho esfuerzos para cerrar la posibilidad de crear una bomba de plutonio en el reactor iraní en Arak y se han tomado medidas para garantizar que las instalaciones de Fordow no puedan ser utilizadas para fabricar una bomba atómica. Estados Unidos también procuró garantizar las inspecciones y asegurarse de que las existencias de uranio de bajo enriquecimiento no puedan convertirse en material apto para bombas.

Pero Kerry destacó que las lagunas en el texto se deben a que aún no se ha resuelto si Irán mantiene su capacidad de enriquecer uranio. "Este asunto es un componente absolutamente crítico de cualquier acuerdo potencial. Tenemos mucho trabajo que hacer en esta área", dijo el funcionario.

"Pero dar la espalda prematuramente en nuestros esfuerzos diplomáticos, luego de que se han hecho importantes progresos, sería negarnos a nosotros mismos la capacidad de lograr nuestros objetivos de manera pacífica", explicó. Como resultado, las conversaciones se extendieron otros cuatro meses, hasta el 24 de noviembre.

Irán y las seis grandes potencias llevan negociando casi sin pausa desde febrero, con el fin de cerrar un acuerdo definitivo antes del 20 julio, cuando expiraba el acuerdo interino cerrado en Ginebra en noviembre. Washington e Irán sentaron las bases para prolongar las negociaciones durante la semana, después de que Kerry protagonizara dos días de intensas negociaciones con su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif.