Expulsa Sudáfrica a diplomáticos ruandeses tras ataque a exjefe militar

El embajador de Ruanda en Sudáfrica, Vicent Karega, y su equipo recibieron ayer un plazo de 72 horas para abandonar el país, informó hoy el servicio radiofónico de noticias Eyewitness News.

Johannesburgo

Sudáfrica ha expulsado a diplomáticos ruandeses en Pretoria tras el intento de asesinato del exjefe del Ejército ruandés Faustin Kayumba Nyamwasa esta semana, el tercero al que sobrevive desde que vive exiliado en el país austral.

El embajador de Ruanda en Sudáfrica, Vicent Karega, y su equipo recibieron ayer un plazo de 72 horas para abandonar el país, informó hoy el servicio radiofónico de noticias Eyewitness News.

La decisión del Ejecutivo sudafricano está vinculada al intento de asesinato del exmilitar ruandés en la madrugada del pasado lunes.

Un grupo de hombres armados asaltó la vivienda de Nyamwasa, en el sureste de Johannesburgo, a un hora en la que el exmilitar no se encontraba.

"El general Nyamwasa y su familia sobrevivieron porque en el momento del ataque no estaban en casa", aseguró el opositor Congreso Nacional Ruandés (RNC, en sus siglas en inglés) en un comunicado.

La formación se mostró convencida de que tras el ataque se encuentran "aquellos que siempre han intentado deshacerse del general Nyamwasa".

No en vano, el militar ha sobrevivido a otros dos intentos de asesinato ocurridos hace más de tres años, el primero de ellos apenas cuatro meses después de recibir asilo político en Sudáfrica.

El militar dijo entonces que creía que el intento de asesinato estaba vinculado a sus afirmaciones en las que acusaba al actual presidente de Ruanda, Paul Kagame, de ordenar derribar el avión del el exmandatario ruandés Juvenal Habyarimana, atentado que desencadenó el genocidio contra los tutsis de 1994.

El Gobierno ruandés negó entonces su implicación en los ataques.

Ruanda ha anunciado que responderá de forma recíproca al movimiento de Sudáfrica expulsando a sus enviados en Kigali.

El pasado enero, el que fuera jefe de los servicios de inteligencia ruandeses, el coronel Patrick Karegeya, fue encontrado estrangulado en un hotel de Johannesburgo, donde vivía exiliado desde 2007.

Karegeya, que fue entre 1994 y 2004 jefe del servicio de inteligencia exterior de Ruanda, llegó exiliado a Sudáfrica hace siete años, después de ser acusado de deserción e insubordinación y despojado por Kagame en 2006 de su grado de coronel.

El líder asesinado fue en el pasado uno de los hombres de confianza de Kagame, que le acusó posteriormente de trabajar para los servicios secretos sudafricanos.

Kagame gobierna Ruanda desde 2000, y ha sido tan alabado por su buena gestión como criticado por la supuesta dureza con la que le acusan de haber reprimido a críticos y disidentes.