Expertos de la ONU llegan a Siria para desarme químico

Buscan destruir el arsenal durante la primera mitad de 2014.
El equipo llegó procedente del Líbano al país árabe.
El equipo llegó procedente del Líbano al país árabe. (AFP)

Damasco

Siria inició ayer el proceso que concluirá con la destrucción de todo su arsenal químico, al recibir a la misión de expertos de Naciones Unidas que, en una primera fase, deberá verificar la información proporcionada por el gobierno de Damasco sobre su armamento.

Los 19 inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) entraron al país árabe por carretera, procedentes de Líbano, en un convoy compuesto por 17 vehículos.

Se trata de los primeros pasos para la aplicación de un plan ratificado por la ONU para destruir el arsenal sirio durante la primera mitad de 2014, tras el acuerdo alcanzado “in extremis” por Estados Unidos y Rusia para evitar una intervención militar el mes pasado.

La Convención para la Destrucción de Armas Químicas establece que sus Estados parte (Siria se adherirá el próximo 14 de octubre) son responsables de la seguridad de los investigadores de la OPAQ, como también de los costos de la destrucción del armamento.

Tras su llegada a Damasco, los expertos comenzaron la operación para destruir las armas químicas, que en su primera fase se centrará en la verificación de la dimensión del arsenal.

Posteriormente, se destruirán las instalaciones de producción y finalmente se procederá a la eliminación del armamento en una última fase, que implica tanto conversaciones al más alto nivel político como la visita a las instalaciones y el apoyo técnico al gobierno del presidente Bashar al Asad en la elaboración de informes, que tienen que cumplir con ciertos requisitos formales marcados por la Convención de Destrucción de Armas químicas.

De acuerdo con los plazos acordados en el marco de la ONU, la destrucción de las instalaciones de producción, mezcla y rellenado tendrá que estar finalizada para el inicio de noviembre.

Luego de una semana sobre el terreno, se cotejarán datos e informaciones y se creará un “documento consensuado” sobre el arsenal químico sirio, subrayó el organismo en un comunicado.

La llegada de la nueva misión ocurre solo un día después de que el equipo de inspectores de la ONU que investigó el uso de armas químicas en el conflicto sirio abandonara el país el lunes.

El vocero de la ONU, Martin Nesirky, explicó que los expertos pusieron fin a seis días de investigación para comenzar a elaborar su informe final.

Nesirky confirmó que la misión de expertos “no visitó” sobre el terreno la localidad de Jan Al Asad, en la provincia de Alepo, donde el régimen de Bashar al Asad denunció un ataque químico de los rebeldes en marzo pasado.

Claves

Se defienden

El grupo Estado Islámico en Irak y en Siria (ISIS), vinculado con Al Qaeda y que combate contra el gobierno de Asad, se defendió ayer de las críticas de Occidente.

El grupo acusa al “infiel Occidente” de desacreditarlo con una campaña mediática y criticó a otras brigadas rebeldes que luchan en el país.

La organización también afirmó que los miembros de la brigada Asifat al Shimal acordaron con el senador estadunidense, John McCain, durante su visita a las zonas rebeldes, cooperar para combatir al ISIS.