Exigen a la policía de Irlanda informe sobre cadáveres de bebés

La ministra irlandesa de Justicia, Frances Fitzgerald, explicó que esa información se pasará al grupo interministerial que analiza cuáles deben ser los términos y el alcance de una futura ...
Ministra irlandesa de Justicia, Frances Fitzgerald.
Ministra irlandesa de Justicia, Frances Fitzgerald. (Especial)

Dublín

El gobierno irlandés exigió a la policía que elabore un informe con toda la información disponible sobre el hallazgo de casi 800 esqueletos de niños, la mayoría bebés, en una antigua fosa clandestina cercana a un convento de monjas.

La ministra irlandesa de Justicia, Frances Fitzgerald, explicó que esa información se pasará al grupo interministerial que analiza cuáles deben ser los términos y el alcance de una futura investigación sobre un caso que ha conmocionado a ese país.

“El propósito de una investigación penal es que las personas que hayan cometido un delito sean procesadas”, dijo la ministra.

Fitzgerald aseguró que el Ejecutivo de Dublín, de coalición entre conservadores y laboristas, considerará “cuál es la mejor manera de proceder por el bien de todos aquellos que se vieron afectados por unos sucesos extremadamente perturbadores”.

La investigación de una historiadora irlandesa ha confirmado que podría haber 796 niños, sin identificar, enterrados en una fosa en lo que antiguamente era un convento católico en Tuam, en el condado irlandés de Galway.

Catherine Corless ha descubierto certificados de defunción que indican que cientos de niños yacen en el espacio que ocupaba un tanque séptico del edificio conocido como El Hogar, que acogía a madres solteras y que estuvo regido de 1926 a 1961 por la hermandad de monjas del Buen Socorro.

Corless ha asegurado que el hallazgo de los casi 800 esqueletos es solo la punta del iceberg y sostiene que el gobierno guarda en secreto los certificados de hasta 4 mil bebés que fueron enterrados en otras fosas sin identificar durante décadas.

En este sentido, el primer ministro irlandés, el democristiano Enda Kenny, apuntó la posibilidad de que la investigación sobre Tuam se extienda a otros albergues  distribuidos por el país.

Es el caso, por ejemplo, de las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús, que también gestionaron durante años tres centros para madres solteras en sus congregaciones de Bessborough, Castlepollard y Sean Ross Abbey.

Esta congregación informó en un comunicado que están dispuestas colaborar con las investigaciones para poder esclarecer el caso de la fosa clandestina.