Exige AI liberación de bloguero saudí y combatir racismo en Alemania

En mayo 2014 fue declarado culpable de violar las leyes de tecnología de Arabia Saudita e insultar al Islam mediante la creación y gestión de un foro en línea.

Berlín

El grupo defensor de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) exigió la liberación inmediata del bloguero saudí Rafi Badawi, durante su asamblea nacional celebrada en Dresde, en el este de Alemania.

Los 400 delegados de la organización reunidos en Dresde levantaron pancartas en las que se leía “freeraif”, en presencia de su mujer, Ensaf Haidar, que acudió al encuentro.

Badawi Raif fue arrestado en junio de 2012. En mayo 2014 fue declarado culpable de violar las leyes de tecnología de Arabia Saudita e insultar al Islam mediante la creación y gestión de un foro en línea.

El bloguero fue condenado a 10 años de prisión, mil latigazos, una multa de un millón de Riyal saudí (más de un cuarto de millón de dólares), así como el uso de cualquier tipo de medios de comunicación o viajar hasta 2034.

El otro tema que centrará la asamblea de tres días de la organización es la lucha contra el racismo. La secretaria general de la sección alemana de la organización, Selmin Caliskan, exigió al gobierno alemán que lo reconozca como un problema social y elabore un plan para combatirlo.

La organización advirtió a Berlín que el racismo no es equiparable solamente a la extrema derecha y anunció que su organización presentará un informe documentando crímenes de odio racial en el país europeo. Se espera que esté listo a comienzos de 2016.

Un grupo de investigadores de la central de Londres se encuentran en Alemania para documentar ataques racistas y errores de la policía y la justicia para evitarlos, dijo Calistan.

La celebración del congreso en Dresde es significativo por ser la ciudad en la que tuvo auge el movimiento Pegida, que sacudió Alemania en los últimos meses con sus ideas xenófobas.

La activista considera que Alemania carece de un plan político completo para combatir el racismo cotidiano, institucional y el racismo inconsciente, por ejemplo dentro de instituciones como la policía.

“Los controles policiales discriminatorios siguen a la orden del día y deberían ser prohibidos”.

Otros de los temas del encuentro de AI, que no está abierto al público, serán los derechos humanos en la era digital y la elección de las cúpulas directivas de las empresas en votaciones.