Ex yihadista filtra 22 mil nombres de miembros del EI

Parte de los datos enlista a los "mártires" que se declararon dispuestos a cometer ataques suicidas y que fueron entrenados para tal fin.
En los escritos se incluyen domicilios, teléfonos y nombres de familiares.
En los escritos se incluyen domicilios, teléfonos y nombres de familiares. (Reuters)

Londres

La emisora británica Sky News aseguró tener en su poder nombres y datos personales de más de 22 mil combatientes pertenecientes al grupo yihadista terrorista Estado Islámico (EI), proporcionados por un desertor "desilusionado" de esa organización al canal de noticias.

Los documentos incluyen formularios que fueron complementados por personas reclutadas en más de 51 países. También se consignan sus domicilios, números de teléfono, nombres de familiares, grupo sanguíneo y nivel de formación.

El informante, que se hace llamar Abu Hamed, se pasó de las filas de los rebeldes sirios a las de los yihadistas del EI, al que recientemente les dio la espalda porque, según afirmó, no se atienen a las leyes islámicas en las que él cree.

Parte de los datos enlista a los "mártires" que se declararon dispuestos a cometer ataques suicidas y que fueron entrenados para tal fin, precisa Sky News.

El diario The Guardian señaló que puede tratarse de los mismos datos de los que dispone la Oficina Federal de Investigación Criminal alemana.

La ministra británica de Interior, Theresa May, rehusó hacer comentarios sobre "cuestiones específicas de seguridad nacional", si bien confirmó que ha "visto las informaciones" publicadas.

Los yihadistas "suponen un enorme riesgo y es importante que trabajemos juntos para atajar esa amenaza", señaló.

Uno de los formularios divulgados muestra información sobre Junaid Hussain, un británico que murió en un ataque aéreo estadunidense en agosto y estaba casado con Sally-Anne Jones, antigua guitarrista de la banda punk Krunch.

El informante agregó, según Sky News, que el EI planea mudar su actual sede, en la ciudad siria de Al Raqa, a regiones desérticas del centro del país y a Irak, donde la milicia tiene sus raíces.

A su vez, el Departamento de Defensa de Estados Unidos aseguró que lanzó varios ataques contra instalaciones de un programa de armas químicas del EI en Irak.

El vocero del Pentágono, Peter Cook, detalló en Washington que las informaciones sobre los blancos fueron proporcionadas por un prisionero que era miembro de alto rango de la milicia y que fue entregado al gobierno de Irak.