Ex rebeldes se adjudican secuestro del primer ministro libio

La autodenominada Cámara Libia de Operaciones Revolucionarias, señaló en un video que tomaron la decisión luego de que el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, afirmó que Tripolí sabía ...

Madrid

La autodenominada Cámara Libia de Operaciones Revolucionarias se atribuyó hoy el secuestro del primer ministro del país norafricano Ali Zeidan, por haber permitido a Washington la captura de Abu Anas al-Libi, de Al Qaeda.

El grupo, formado por ex rebeldes que combatieron para el derrocamiento de Muammar Gadafi, quien gobernó Libia por 42 años, señalaron en un video que tomaron la decisión luego de que el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, afirmó que Tripolí sabía de la operación contra al-ALibi.

La detención, como la llaman la CLOR, fue efectuada en el hotel Corintio de la capital libia, sin que hubiera disparos de acuerdo a un reporte del canal qatarí de noticias Al Yazera.

Al-Alibi, quien estaba en la lista de más buscados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), fue capturado por un comando estadunidense en Tripolí el pasado cinco de octubre acusado de participación en los atentados a las embajadas estadunidenses en Kenia y Tanzania en 1988.

Se estima que ahora se encuentra en un buque de la Marina estadunidense en el mar Mediterráneo.

El actual gobierno libio de transición ha estado luchando para contener las milicias tribales rivales y militantes islamistas que controlan partes del país, justo a dos años del derrocamiento y linchamiento de Gadafi.

Horas antes de su secuestro, Zeidan se habría reunido con la familia de Al Libi a última hora del miércoles, de acuerdo con el canal árabe de noticias Al Arabiya.

Entre otros problemas que enfrenta el gobierno libio se encuentra la exigencia de mejores salarios por parte del ejército, la cual llevó a un grupo de soldados a tomar las oficinas de Zeidan el lunes pasado.

Además, en el este libio milicias exigen ampliación de su autonomía respecto del gobierno, y han limitado la producción petrolera, fundamental para la economía del país por el monto de los ingresos que genera.