Ex presidente de Cataluña, demandado por corrupción y fraude fiscal

Manos Limpias, sindicato que denunció a la infanta Cristina y a su marido, Iñaki Urdangarin, acusó a Jordi Pujol y a su esposa tras haber confesado el líder catalán que mantuvo oculto un dinero ...
Jordi Pujol, ex presidente de Cataluña, durante una reunión de su partido
Jordi Pujol, ex presidente de Cataluña, durante una reunión de su partido (EFE)

Barcelona

Jordi Pujol, quien fue presidente del gobierno autónomo de Cataluña (noreste de España) durante 23 años, fue denunciado hoy ante un tribunal de Barcelona (noreste) por delitos de corrupción y fraude fiscal en relación a fondos no declarados y depositados en paraísos fiscales.

El sindicato Manos Limpias, que denunció el presunto caso de corrupción en el que están imputados la hermana del rey Felipe VI, Cristina de Borbón, y su marido, Iñaki Urgangarin, acusó hoy a Jordi Pujol por los delitos de cohecho, malversación, prevaricación, tráfico de influencias, delito fiscal, falsedad en documento público y blanqueo, y a su esposa, Marta Ferrusola, como cómplice.

La denuncia, a la que tuvo acceso EFE, fue presentada después de que el propio Pujol confesó que durante los últimos 34 años mantuvo oculto fuera de España el dinero procedente de una herencia de su padre, destinado a sus siete hijos y a su esposa, que acaban de regularizar.

En la clase política se suceden las reacciones de estupor y decepción con un hombre al que se le trataba de "honorable", y tanto desde el Partido Popular (en el Gobierno) como Pedro Sánchez, nuevo líder del partido socialista español (PSOE) -la mayor fuerza de la oposición-, le piden explicaciones.

El partido Convergència Democrática de Catalunya (CDC) que fundó Pujol, también expresó "tristeza y decepción", a la vez que le pidió explicaciones y estudia refundar la formación, actualmente gobernante en Cataluña. Además, el caso estalla en medio del desafío lanzado por el sucesor de Pujol al frente del CDC y del gobierno catalán, Artur Mas, con su propuesta de llevar a cabo una consulta soberanista en Cataluña.

Está previsto que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, reciba a Artur Mas, ante el que previsiblemente insistirá en que dicha consulta no está contemplada en la Constitución español y probablemente se hablará también del caso de Pujol. El sindicato Manos Límpias afirma en su denuncia apreciar indicios de que al dinero procedente de la herencia del padre de Jordi Pujol se han ido acumulando ingentes cantidades de capitales, cuyo origen no determina.

En su escrito, Manos Limpias apunta a un supuesto informe del grupo de la Policía Nacional contra delitos económicos (UDEF) según el cual durante la etapa de gobierno de Pujol en Cataluña -de 1980 a 2003- presuntamente se cobraban comisiones del 4 % para la adjudicación de obra pública, del que el 2.5 % iba para financiar a CDC y el otro 1.5 % a los bolsillos de la familia Pujol.

Además, el sindicato incide en su denuncia en que la Policía supuestamente atribuye parte del dinero que la familia Pujol podría tener en paraísos fiscales al cobro sistemático de comisiones ilegales por adjudicaciones de obras públicas durante la etapa de gobierno de Jordi Pujol.

En su demanda, Manos Limpias recuerda además la denuncia pública que hizo en el Parlament el ex presidente catalán, el socialista Pasqual Maragall, en el sentido de que el ejecutivo de Jordi Pujol cobraba comisiones del 3 % por trabajos públicos. Por todo ello, considera que Jordi Pujol pudo haber incurrido en los delitos de cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito fiscal, prevaricación, falsedad en documento público y malversación de caudales públicos.

El sindicato pide que, si se admite a trámite su denuncia, el juez ordene varias diligencias, entre ellas la declaración de Jordi Pujol y su esposa, así como la de tres de sus hijos: Jordi Pujol, Oriol Pujol -ambos imputados en dos causas paralelas en la Audiencia Nacional y en un juzgado de Barcelona- y Marta Pujol.