Ríos Montt podría evitar juicio por incapacidad mental

Un organismo estatal concluyó que el ex dictador guatemalteco de 89 años sufre un deterioro cognitivo que le impediría defenderse en un nuevo juicio por la muerte de mil 770 indígenas en su mandato.
Ríos Montt fue condenado a 80 años en mayo de 2013, pero la sentencia fue anulada por errores en el procedimiento.
Ríos Montt fue condenado a 80 años en mayo de 2013, pero la sentencia fue anulada por errores en el procedimiento. (AP)

Guatemala

El ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt fue declarado mentalmente incompetente por un organismo estatal, lo que podría evitar que el militar retirado sea sometido a un nuevo juicio después de que su histórica condena por genocidio fuera anulada por errores de procedimiento.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) concluyó que Ríos Montt, quien cumplió 89 años en junio, sufre un deterioro cognitivo que le impediría defenderse adecuadamente si se abre un nuevo proceso en su contra por la masacre de mil 770 indígenas ixil maya durante su mandato entre 1982 y 1983.

"No se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales, no es capaz de entender con propiedad cualquier cargo en su contra (...) y no es capaz de contribuir en su propia defensa", dijo el Incacif en un comunicado, en el que concluyó que el acusado no es "competente" para atender audiencias judiciales.

El reconocimiento psiquiátrico fue presentado por la defensa del ex general ante el tribunal que maneja el caso, que debe decidir si lo acepta o no en la audiencia fijada para el 23 de julio tras numerosos retrasos y giros inesperados, incluyendo el asesinato, este año, de uno de sus abogados.

Ríos Montt fue condenado a 80 años en mayo de 2013 por la sangrienta ofensiva en la que sus militares torturaron, violaron y masacraron a miles de indígenas en uno de los episodios más terribles de la cruenta guerra civil que asoló al país centroamericano por 36 años y dejó más de 250 mil muertos.

Sin embargo, la Corte Constitucional anuló la sentencia días después alegando que se había violado su derecho de defensa debido al incumplimiento de tecnicismos, lo que para muchos fue una muestra del débil estado de la justicia en momentos en que el país es sacudido por una serie de escándalos de corrupción que han puesto al Gobierno contra las cuerdas.