Ex espía argentino Stiuso viajó de Brasil a EU en febrero: Interpol

Ex director de operaciones de los Servicios de Inteligencia argentinos, colaboraba estrechamente con el procurador especial de la causa AMIA, el fiscal Alberto Nisman, fallecido en enero.
Santiago Blanco Bermúdez (d), abogado de Antonio "Jaime" Stiuso, en una visita a la oficina de la fiscalía en Buenos Aires
Santiago Blanco Bermúdez (d), abogado de Antonio "Jaime" Stiuso, en una visita a la oficina de la fiscalía en Buenos Aires (AFP)

Buenos Aires

El ex jefe de Operaciones de la inteligencia argentina Antonio "Jaime" Stiuso, reclamado por la Justicia del país sudamericano, viajó con pasaporte italiano desde Brasil hacia Estados Unidos el pasado febrero, según un comunicado de la Interpol Brasilia difundido ayer por el gobierno argentino.

A raíz de la circular azul emitida por Interpol (policía internacional) para dar con el paradero de Stiuso, desde Brasilia informaron a Buenos Aires que el ex espía tomó un vuelo de la ciudad brasileña de Porto Alegre (sur) con destino a Miami el pasado 19 de febrero.

A través de un comunicado, el Ministerio de Seguridad señaló que también solicitaron la colaboración de Interpol Washington, pero esta delegación respondió que deben canalizar la petición "por intermedio de un pedido formal de asistencia legal".

Según la cartera de Seguridad, toda la información recibida será remitida hoy a la fiscalía que investiga el atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y que requirió la emisión de la circular azul.

Stiuso, ex director de operaciones de los Servicios de Inteligencia argentinos, colaboraba estrechamente con el procurador especial de la causa AMIA, el fallecido fiscal Alberto Nisman, cuya muerte, en enero pasado, aún no ha sido esclarecida.

La justicia argentina lo reclama para tomarle declaración testimonial a fin de "dar cuenta del objetivo y alcance de las distintas tareas realizadas en el marco de la investigación" del atentado contra la mutualista, en el que murieron 85 personas en julio de 1994.

Sobre Stiuso, apartado de los servicios de inteligencia en diciembre del año pasado, también pesan acusaciones de presunto lavado de dinero, contrabando y enriquecimiento ilícito.

En su última comparecencia en Naciones Unidas, el pasado septiembre, la presidenta argentina, Cristina Fernández, pidió la colaboración de su homólogo estadunidense, Barack Obama, para localizarlo.