Confirman triunfo de Evo Morales con 61% de los votos

De acuerdo con el cómputo oficial entregado este sábado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), Morales, con una amplia ventaja de 37 puntos aseguró un nuevo período de cinco años entre 2015 y 2020.
Evo Morales, presidente de Bolivia, en su primera rueda de prensa en Bolivia tras lograr la reelección
Evo Morales, presidente de Bolivia, en su primera rueda de prensa en Bolivia tras lograr la reelección (AFP)

La Paz, Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, logró un arrollador triunfo con el 61% de los votos en las elecciones presidenciales del pasado domingo, según el cómputo oficial entregado este sábado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Morales, que sacó una amplia ventaja de 37 puntos al segundo, aseguró un nuevo período de cinco años entre 2015 y 2020, informó la presidenta del TSE, Wilma Velasco, en conferencia de prensa.

El candidato opositor centrista, el empresario Samuel Doria Medina, obtuvo el 24% de los votos, al 99,82% del cómputo.

En los departamentos de Oruro (sur) y Santa Cruz (este) se repetirá la votación el próximo 26 de octubre en medio centenar de mesas por diversas irregularidades.

"El porcentaje mínimo que falta por la repetición de las mesas no tendrá influencia en el resultado final" del cómputo, aclaró Velasco.

Tras la repetición de la votación en las mesas de Oruro y Santa Cruz, el próximo domingo 26, "se hará el cómputo nacional, y sobre esa base el TSE asignará los escaños tanto para senadores como para diputados", apuntó.

- ¿Mayoría absoluta en el Congreso? -

Morales, el primer presidente indígena de Bolivia, en el poder desde 2006, necesitaba el 50% más uno de los votos para asegurarse el triunfo y su reelección sin necesidad de ir a una segunda vuelta. En la anterior elección presidencial en 2009 logró 64% de los votos.

La expectativa está ahora centrada en saber si el gobierno mantiene en el Congreso la mayoría absoluta que le permita gobernar sin oposición, uno de los objetivos de Morales.

Militantes de partidos de oposición cumplen este sábado el segundo día de una huelga de hambre contra el TSE pidiendo transparencia en el cómputo y la renuncia de sus miembros por supuestas irregularidades cuestionadas incluso por Morales.

El socialdemócrata Movimiento Sin Miedo (MSM) señaló en un comunicado que el partido de gobierno "hace un colosal fraude por alcanzar los dos tercios de los votos", necesarios para dominar el Congreso y reformar la Constitución para habilitar un cuarto mandato para Evo.

"No hemos pensado en eso de los dos tercios en el Congreso, no hemos hablado de nuevos mandatos, y para aprobar leyes, excepto la ley de Autonomías, sólo necesitamos mayoría y no dos tercios", dijo el presidente de la Cámara de Senadores, Eugenio Rojas.

El TSE informó también que el expresidente liberal Jorge Quiroga recabó el 9% de los sufragios.

El socialdemócrata Movimiento Sin Miedo (MSM) del abogado Juan del Granado, exaliado de Morales, y el Partido Verde, del indígena ecologista Fernando Vargas, perdieron sus siglas y su registro ante el TSE por no haber obtenido el mínimo del 3%.

Morales ganó en ocho de los nueve departamentos de Bolivia, incluso en Santa Cruz, principal bastión opositor. Solamente perdió en Beni, en el noreste del país.

El presidente y líder cocalero, nacido hace 54 años en el seno de una familia aymara y pastor de llamas en su niñez, es fuertemente cuestionado por la oposición que cree que forzó este tercer mandato.

La oposición ha cuestionado que Morales volviera a postularse, aunque él alega que debió interrumpir y reiniciar en 2009 su primer mandato (2006-2011) cuando se eliminó la República y se creó el Estado Plurinacional de Bolivia con una nueva Constitución.

Además, la oposición teme que el dominio de la Asamblea Legislativa pueda llevar a que el gobierno intente una reforma constitucional para incorporar la reelección indefinida, aunque el mandatario dijo a la AFP que respetará la Carta Magna, que actualmente prevé una sola reelección consecutiva.