Eurozona pide a Grecia “acelerar” las negociaciones

La reunión de ministros de Finanzas se torna “muy difícil”, asegura Bruselas.
El premier Alexis Tsipras.
El premier Alexis Tsipras. (Stephanie Lecocq/EFE)

Riga

La Eurozona expresó su preocupación por el retraso del gobierno de Grecia en las negociaciones con sus acreedores e instó al país a que las "acelere", al cabo de una reunión en Riga, capital de Letonia, misma que —como se preveía— terminó sin un acuerdo concreto.

"Tuvimos una discusión muy difícil" con el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, reconoció el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en conferencia de prensa posterior y agregó que "estas discusiones muy difíciles reflejan el gran sentimiento de urgencia".

La reunión en la que participaron los ministros de Finanzas de la zona euro estaba destinada en un primer momento a sellar un acuerdo de Atenas con sus acreedores sobre un plan de reformas que permitiría a Grecia volver a recibir la ayuda financiera suspendida desde agosto.

Se lograron algunos avances, reconocieron varios responsables de la zona euro, pero continúan las diferencias sobre la lista de reformas que el gobierno de izquierda radical griego del primer ministro, Alexis Tsipras, se comprometió a presentar para obtener el aval de sus acreedores.

Varufakis confirmó a su vez que persisten estas "diferencias" entre Atenas y sus acreedores internacionales, aunque se mostró seguro de que el acuerdo se alcanzará rápidamente.

"Estamos conscientes de que el acuerdo será difícil, pero va a pasar y va a pasar rápido porque es la única opción que tenemos", afirmó, además de sostener que las negociaciones han "convergido de manera sustancial en las últimas semanas" en cuestiones como el programa de privatizaciones.

El ministro griego dijo además que su gobierno ofreció la creación de una autoridad fiscal "independiente y autónoma", así como reformar el sistema Judicial y la administración.

Atenas y sus acreedores multiplicaron las reuniones los últimos días, a nivel técnico y político.

Grecia debe saldar el 12 de mayo unos 950 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI), y luego pagar sueldos a los funcionarios así como las pensiones a fin de mes.

En espera está el último tramo de siete mil 200 millones de euros que completa los préstamos que recibió el país desde 2010 por un monto de 240 mil millones.

Además se agrega la amenaza del Banco Central Europeo que no excluye examinar de nuevo las condiciones con las que pone a disposición fondos para los bancos griegos, vital para el refinanciamiento del país.

La siguiente reunión está prevista para el 11 de mayo en Bruselas, antes de que el segundo programa de rescate a Grecia llegue a su fin.